El PP votará en contra del decreto de ahorro energético si el Gobierno no acepta sus propuestas

El Grupo Popular votará este jueves en contra de la convalidación del decreto de ahorro energético si el Consejo de Ministros de mañana no elimina sus «frivolidades» y acepta incluir en él las propuestas del PP.

Lo confirmó este lunes el coordinador general del partido, Elías Bendodo, en rueda de prensa en la sede de la calle Génova después de reunirse su Comité de Dirección, presidido por el líder de la formación, Alberto Núñez Feijóo.

Bendodo dijo que el Gobierno tiene mañana una «oportunidad de recuperar la seriedad con el decreto, eliminando frivolidades», como lo serían, según precisó a preguntas de los periodistas, «subir o bajar un grado las temperaturas» y «quitarse la corbata», e incluyendo por contra ayudas a la industria y al transporte por carretera.

Igualmente, el dirigente popular emplazó al Gobierno a mantener todas las fuentes de energía a su máxima capacidad, lo que incluiría prolongar la vida útil de las centrales y reactores nucleares. Constatando que otros países ya han revisado su plan de cierre de plantas nucleares y hasta proyectan construir otras nuevas, Bendodo proclamó que «en momentos excepcionales hay que tomar medidas excepcionales», reprochó al Ejecutivo que diga que apostar por las nucleares «es un engaño populista» y reclamó actuar guiándose por «el sentido común» y no «la ideología».

Si el Ejecutivo rectifica mañana su decreto de ahorro energético, concluyó, «votaremos a favor; si el Gobierno no aísla las frivolidades de este decreto, votaremos en contra». “Que nos llamen esta tarde para poder modificarlo y que hagan un decreto serio, no una improvisación”, emplazó más tarde.

A preguntas de los periodistas, Bendodo enjuició que “muchas de las medidas son populistas con cierto grado de frivolidad”, pero precisó que en la posición en contra del PP “no hablamos de medidas sino del espíritu del decreto”. Ahora bien, sobre cómo llegaría el PP al 7% de ahorro energético que reclama la UE, se limitó a consignar que “nuestro plan energético está por escrito”.

En realidad, las propuestas en materia de energía del PP son generales sobre eficiencia, anteriores al acuerdo europeo para rebajar la dependencia de Rusia y no calculan un ahorro concreto, según confirmaron a Servimedia fuentes populares, que subrayaron que es el Gobierno quien tiene la información para plantear un plan global y se remitieron a la exigencia de un diálogo que han repetido portavoces del PP.

El coordinador general de los populares también se quejó de que actualmente “estamos subvencionando el gas que llega a Francia”, lo que le sirvió para rebautizar lo que se dio en llamar la “excepción ibérica”, el precio especial para España y Portugal, como “el timo ibérico”.

En este sentido, preguntó si “no sería más fácil que eso se destinara a que los españoles tuvieran una energía más barata”. Ahora bien, reconoció a pregunta de los periodistas que no hay forma de impedir que Francia compre energía a España una vez que la UE concedió que el precio en la Península Ibérica sea más barato.