El Ayuntamiento de Villar del Olmo continúa con los trabajos de recuperación y adecuación del Pinar de la Pililla para solventar el destrozo que produjo la borrasca Filomena en la masa forestal. Unas labores en las que se está empleado un caballo para cargar la madera, disminuyendo el impacto ambiental.

Con un presupuesto de 6.500 euros, la actuación no sólo ha supuesto la retirada de todos los árboles y ramas caídos, sino que incluye la recuperación de los taludes, así como trabajos de clareo de la veintena de ejemplares que corrían mayor riesgo.

Son en total más de 5 hectáreas de monte en las que el Consistorio está actuando en unos trabajos que principalmente afectarán a 110 pinos que presentan ramas rotas o caídas o que incluso están derribados. Para la retirada de estos restos arbóreos se está utilizando un caballo. Un método ancestral que no sólo permite acceder a las zonas de barranco, donde es más difícil el acceso con maquinaria, sino que su uso disminuye considerablemente el impacto ambiental sobre la masa forestal.

Además, dentro del plan de recuperación del Pinar de la Pililla, se están construyendo entre 20 y 25 albarradas utilizando parte de la madera de los pinos cortados. El objetivo es crear bancales que frenen la fuerza del agua cuando se produzcan precipitaciones que puedan desembocar en trombas de agua sobre el casco urbano.

 

También te puede interesar