Una caravana de cerca de 30 vehículos, cerrada por una camioneta, realizó un recorrido que visitó varios municipios del sureste madrileño para visibilizar la candidatura de Unidas Podemos.
A pesar de las complicaciones meteorológicas, cerca de 30 vehículos se dieron cita en el auditorio Miguel Ríos de Rivas para comenzar su recorrido por diferentes ciudades y pueblos de la comarca: Rivas, Mejorada, Velilla, Loeches, Arganda, Morata, Perales, Tielmes, Carabaña, Valdaracete y Villarejo de Salvanés.

Se trata de una iniciativa promovida y protagonizada por diferentes asambleas de Izquierda Unida y círculos de Podemos con el objetivo de alcanzar a los municipios más apartados y pequeñas poblaciones donde normalmente las grandes campañas electorales no suelen llegar. Varios equipos de megafonía transmitieron constantes mensajes electorales haciendo hincapié en la importancia de la participación en los próximos comicios del 4 de mayo, cita crucial para la defensa de los derechos sociales, los servicios públicos y en definitiva los intereses de la mayoría social, ante el creciente tono de provocador en los discursos de la derecha, incluso antidemocrático en la ultraderecha, que a menudo se muestran con equidistancia.

Los miembros de la caravana hicieron un alto en el municipio de Morata, donde disfrutaron de una comida de confraternización entre compañeras de las distintas asambleas y círculos de la región. Durante toda la jornada contaron con la compañía de las candidatas de Unidas Podemos a la Asamblea de Madrid Vanessa Lillo y Fernando Jiménez.
La jornada finalizó con una inyección de ánimo para afrontar el último tramo de la campaña, con las fuerzas renovadas por el compañerismo y las continuas muestras de apoyo, e incluso ilusión, de vecinos de estas localidades, que no están acostumbrados a que, desde líneas regionales, se tenga en cuenta los pequeños rincones más apartados de nuestra Comunidad.

El día llega a su fin y, desafortunadamente, no se pudieron cubrir otros muchos rincones, pero esperan que este sea solo el inicio de una presencia de Unidas Podemos en los lugares más apartados de la comarca.
La ruta terminó en Villarejo de Salvanés, donde Vanessa Lillo dio un cálido agradecimiento a las compañeras por el trabajo realizado. Un trabajo desinteresado y militante para intentar movilizar el voto de las clases trabajadoras.

Unidas Podemos Izquierda Unida Arganda