Rivas afronta el 2021 con el objetivo de dar respuesta a los efectos causados por la pandemia. Para ello, nos hemos dotado de unos presupuestos –aprobados inicialmente en el último Pleno del año-  ajustados a las circunstancias actuales, cuyas principales líneas de actuación se centran en el cumplimiento del Pacto de Ciudad, atender las contingencias de la Covid-19, y reforzar la atención a la ciudadanía con la administración local, mientras no dejamos de invertir para mejorar nuestra ciudad.

Con más 110 millones de euros (sin contar con las cuentas de las dos empresas públicas), este presupuesto, que parte de la situación excepcional que vivimos a causa de la crisis sanitaria, pone el foco en fortalecer los servicios públicos, donde destinamos uno de cada tres euros. Porque si algo ha dejado patente esta pandemia es la importancia de estos y la defensa de los mismos para sostener a las ciudades y a su ciudadanía no solo en tiempos tan complejos como los de ahora. Este presupuesto es el que más recursos públicos va a movilizar en la historia de nuestro municipio para seguir protegiendo a las personas, pero también para incentivar que se mantenga la actividad económica en nuestra ciudad. Y todo ello, sin dejar de cuidar y contar con el trabajo del tejido asociativo, que ha demostrado ser además un verdadero escudo social para los vecinos y las vecinas en los últimos meses.

Pero también es el presupuesto con más inversión pública, con más de 19 millones de euros, en cuanto a dotaciones culturales, deportivas, educativas y de movilidad necesarias para nuestra ciudad, como la nueva Escuela de Música junto al Centro Cultural Federico García Lorca, en los locales adquiridos por el Ayuntamiento en el año 2020; el inicio de las obras de urbanización de la parcela que albergará el futuro Pabellón Deportivo en el barrio de la Luna; la construcción de la primera fase del nuevo colegio público Mercedes Vera en el barrio centro o la elaboración del proyecto para proceder al cubrimiento de las vías del metro a su paso por nuestra ciudad, eliminando las barreras que se producen en la actualidad con la separación que dichas vías producen.

En definitiva, este presupuesto es la expresión numérica de las prioridades y necesidades de Rivas, que han sido compartidas con la ciudadanía y el tejido social en todos los consejos sectoriales, así como con todos los partidos políticos, sin excepciones, para incorporar sus aportaciones al documento económico.

Este no es un presupuesto más. Tiene un alto grado de implicación de quienes formamos parte de la ciudad. Ya que como comentaba al inicio, se ha elaborado teniendo en cuenta el Pacto de Ciudad, suscrito en junio del 2020 por todos los agentes sociales y por todos los grupos municipales con representación institucional, para la incorporación presupuestaria de las más de cien medidas que recoge para la reactivación económica y social.

No ha sido fácil, pero hemos llegado. Por ello, desde mi grupo municipal Izquierda Unida Rivas-Equo-Más Madrid queremos agradecer todas las propuestas que nos habéis hecho llegar para mejorar nuestros presupuestos, desde los Consejos de Participación o desde las entidades con las que hemos mantenido reuniones puntuales. Fruto de todo ello tenemos un presupuesto en el que se ponen todos los recursos públicos disponibles para que en el 2021 amortigüemos el impacto de a actual crisis.

Aída Castillejo, portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid

También te puede interesar