Un hombre de 44 años murió ahogado la madrugada del pasado lunes 24 de enero tras caer, con una moto robada en la que viajaban él y una mujer, a la Laguna del Campillo durante una persecución policial.

La mujer, de 34 años, en el accidente sufrió un traumatismo torácico y un traumatismo ortopédico. Tras ser rescatada por los bomberos y la Policía fue trasladada en estado grave por el Summa al Hospital 12 de Octubre de Madrid, según confirmó un portavoz de Emergencias Comunidad de Madrid 112. El fallecido es Francisco S. C. y contaba con 15 antecedentes policiales por diferentes delitos.

Los hechos se iniciaron sobre las 01.30 horas en La Cañada Real. Durante un servicio en la zona unos agentes de la Policía Nacional vieron una moto sospechosa en la que viajaban dos personas. Al comprobar la matrícula de la moto descubrieron que figuraba como robada. Fue entonces cuando intentaron que el conductor se detuviera, pero este escapó en dirección hacia Rivas ciudad y continuó por varios caminos rurales. Los agentes comenzaron la persecución con ayuda de efectivos de la Guardia Civil y de la Policía Local.

Al llegar al camino de Piul la moto se salió de la senda y cayó por un barranco hasta meterse dentro del agua en la Laguna del Campillo, junto al río Jarama, según fuentes policiales. Los agentes y los bomberos sacaron con vida a la mujer y, posteriormente, localizaron el cuerpo sin vida del conductor, que como consecuencia de los traumatismos sufridos no pudo salir del agua y murió ahogado. Un juzgado de Arganda del Rey investiga el caso. Está previsto que hoy se haga la autopsia al cadáver que fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valdebebas (Madrid).