Sin recorrer muchos kilómetros, la Comunidad de Madrid ofrece muchas posibilidades para pasar un día rodeado de naturaleza. Pero vamos con los niños… Pues no, eso no va a ser un problema.

En Madrid se pueden hacer rutas (de senderismo o no) para toda la familia, de mayor o menor longitud, pero de poca dificultad. Hay un buen abanico de posibilidades. Estas que proponemos son seis rutas fáciles para hacer con niños en Madrid este fin de semana.

La Cascada del Hervidero

En San Agustín de Guadalix podemos hacer la ruta hasta la Cascada del Hervidero, conocida como El brincadero. Es una bonita senda y fácil para hacer con los peques. Entre acueductos y pozas, la ruta sigue gran parte del flujo de los ríos de la zona y el canal del Guadalix. Ya en la cascada descubrimos las escaleras de roca del Hervidero. Al bajarlos aparece la cascada que también dicen charco del Hervidero.

Abedular de Canencia y Cascada de Mojonavalle

En el Puerto de Canencia, una de las entradas a la Sierra Norte de Madrid, hay un un bosque de abedules que tiene la mayor riqueza botánica del valle. En este espacio natural, toda una joya, hay varias áreas recreativas, propicias para disfrutar en familia. El Abedular de Canencia (foto de arriba) no sólo tiene abedules; también robles, abetos, tejos y hasta acebos. Un ruta de 7 kilómetros pasa por el mirador de la Chorrera de Mojonavalle (imagen inferior), una de las cascadas más bonitas de Madrid. Llegaremos al nacimiento del arroyo del Setil del Maíllo y allí, una estupenda área recreativa.

La silla de Felipe II

Si salimos a las afueras de San Lorenzo del Escorial encontraremos el Bosque de La Herrería. Es una maravilloso bosque mediterráneo de casi 500 hectáreas. Forma parte de la Red Natura 2000 como Lugar de Interés Comunitario y Zona de Especial Protección para las Aves. Entre varias rutas posibles hay una botánica que es ideal para hacer con los niños.

Camino Natural del Valle de Lozoya

Esta ruta nace en el conocido Puente del Perdón, en Rascafría, junto a la antigua fábrica donde se imprimió la primera parte del Quijote de Miguel de Cervantes en 1605. Además de paisaje, edificios singulares como un jardín botánico en miniatura o un yacimiento del Pleistoceno en Pinilla del Valle. El monumento más emblemático de todo el recorrido es el Monasterio de Santa María de El Paular.

El Bosque Finlandés

Cerca de Rascafría queda el Bosque Finlandés, llamado así por su similitud con los bosques del país escandinavo. Abetos, chopos, adebules y otras especies propias de los parajes del norte de Europa se pueden encontrar entre sus senderos, perfectos para toda la familia.

El puente Verde de La Poveda

Este puente ferroviario sobre el río Jarama une Arganda del Rey y Rivas-Vaciamadrid. Formaba parte del trazado de la línea de tren Madrid-Arganda que entró en servicio en 1886 y aprovechó parte de un antiguo tren minero entre Madrid y unas canteras de Vallecas. El puente es parte de la ruta de peregrinación Camino a Uclés, parte del peregrinaje a Caravaca de la Cruz. Hay un tren turístico de vapor que (4 meses al año) realiza el recorrido entre la laguna del Campillo, en Rivas-Vaciamadrid, y la estación de La Poveda, en Arganda del Rey.

Está enclavado en el Parque del Sureste y el recorrido transcurre junto a los cortados del Piúl y la laguna del Campillo. A ambos lados de la A-3 hay otras lagunas y el encuentro entre los ríos Jarama y Manzanares en el Soto de las juntas. Dentro del municipio de Rivas, de grandes parques y una exitosa gastronomía.