El pasado día 28 de noviembre, tuvo lugar la 2ª Marcha San Cinerato, contra la incineradora de Valdemingómez.

Un importante número de asistentes (similar al de la marcha anterior) acudieron a esta convocatoria que pretende, protestar contra las prácticas de incineración de las basuras (RSU) y velar por la salud de todos los habitantes de los alrededores de Valdemingómez y de todo Madrid por extensión.

El principal promotor de la propuesta, y miembro de la ‘Alianza Incineradora de Valdemingómez NO’, el ecologista Javier Navascués dice, “bueno creo que ha estado muy bien todo lo que hemos hecho. Nuestro objetivo cuando nos lanzamos a poner en marcha la 2ª Marcha, era mantener al menos la participación de la 1ª, y creo que lo hemos conseguido en un tiempo récord”. “Hemos conocido gentes nuevas, como a unos ecologistas muy interesados en nuestro trabajo y jóvenes. Que necesitamos refuerzos”. “La atención de los medios ha sido bastante buena”.

La incineradora comenzó a funcionar en el año 1995. Lleva pues 26 años quemando una media de 300.000 toneladas de residuos al año. Emitiendo a la atmósfera una buena parte de los mismos, lo que incluye sustancias muy peligrosas para la salud como las dioxinas, furanos y metales pesados. Pero también destruye materiales aprovechables, como el papel, los residuos alimenticios, los plásticos, textiles, madera, etc., y contribuye por ello al cambio climático. A esto se suman otras emisiones peligrosas procedentes del conjunto de Valdemingómez, como las de metano de los vertederos, recientemente clasificadas como las mayores de Europa por la Agencia Espacial Europea.

A pesar de este panorama el Ayuntamiento de Madrid ha inaugurado recientemente las obras de urbanización de Valdecarros, un desarrollo contiguo al Ensanche de Vallecas y más próximo todavía que éste a la Incineradora de Valdemingómez, por lo tanto  un mayor riesgo de  exposición a dichas emisiones y a las generadas por el resto de la actividad en Valdemingómez. El contrato de Urbaser venció el año pasado y en la actualidad el Ayuntamiento de Madrid tiene abierto un concurso para aprobar un nuevo periodo de gestión de la planta. Sin duda Urbaser se ha presentado a renovar esa concesión. Por ello la ‘Alianza Incineradora NO’ quiere saber qué piensa hacer el Ayuntamiento de Madrid en estas circunstancias y les preguntará sobre ello.

Los promotores de la marcha aseguran que “esta movilización nos ayuda a exigir una respuesta favorable”.

Se adjunta el manifiesto completo.

Manifiesto contra incineradora Nov.21

 

También te puede interesar