La escritora Sandra Bruno nos acerca con La piel incierta a una reflexión sobre la esencia del ser humano, él mismo reducido a un envoltorio con piel resquebrajada que se confronta a su condición temporal, a sus fantasmas, a sus deseos, a sus sueños aún por cumplir. El desconcierto existencial, que conlleva darse cuenta de la imprevisibilidad del mañana en los tiempos que corren, da paso poco a poco a una esperanza en ciernes que nos descubre una nueva forma de sentir y de acercarse a los demás, pero también de valorar la fuerza del instante.

La pasión de Sandra Bruno por la escritura y la lectura se remonta a su infancia; lectora precoz y voraz, empezó a escribir cuentos antes de los 10 años, decantándose por la poesía a partir de la preadolescencia. Es licenciada en Ciencias Empresariales por el Instituto Superior de Gestión de París (ISG París) después de completar sus estudios en la Universidad de Granada, tiene un MBA y varios másteres en gestión empresarial y en recursos humanos. Aunque ha trabajado en el sector privado en empresas multinacionales y en un proyecto educativo europeo, su verdadera vocación ha sido siempre la escritura y, en particular, la poesía, a la que considera más que un medio para expresarse, pues según asegura, representa su forma de entender y sentir el mundo que la rodea.

Su poema Mi tierra sureña fue galardonado con el Premio Andalucía de poesía en el año 2001, organizado por la Federación de Comunidades Andaluzas del Centro de España (FECACE). Asimismo, es autora de varios artículos para Generación Savia de la Fundación Endesa y para Womenalia. Igualmente, dos de sus poemas y dos microrrelatos suyos forman parte de cuatro antologías (Diversidad Literaria, 2020-2021). La piel incierta, que presentará el próximo miércoles 23 de febrero en el Centro Social de Covibar, es su primer poemario en ver la luz.

 Fecha: miércoles 23 de febrero, 19:00 horas.

Lugar: Centro Social de Covibar. Avenida Armando Rodríguez Vallina s/n. Rivas-Vaciamadrid