Guillermo Hita, alcalde de Arganda y presidente de la Federación de Municipios de Madrid (FMM) declara: “Los ayuntamientos lo estamos pasando muy mal desde el principio de la pandemia. Estamos en primera línea y tenemos que afrontar muchas cuestiones sociales y económicas; cada uno con sus medios está haciendo lo que puede, pero no podemos afrontar esta situación solos”.

El alcalde de Arganda denuncia abandono por parte del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso. Y no sólo porque no les llega el dinero suficiente para hacer frente a sus crecientes gastos por la pandemia y Filomena, sino porque también se sienten desamparados sobre el terreno: “Ni aquí en Arganda ni en ningún otro sitio ha aparecido nadie de la Comunidad de Madrid para ver cuáles son nuestros problemas, los de la industria o los del pequeño comercio. Por aquí no  se ha acercado nadie de la Comunidad de Madrid”.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, alertó el pasado miércoles en una entrevista de que la mayoría de los ayuntamientos de la Comunidad de Madrid están “al borde de quiebra económica” después de diez meses de pandemia y el paso del temporal Filomena por la región. Del Cura reclamó fondos para los municipios madrileños y exhortó directamente al Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a compartir con los ayuntamientos los más de 3.300 millones que ya ha recibido del Gobierno central en fondos para luchar contra la pandemia, a los que hay que añadir, además, los fondos que están llegando de la Unión Europea, entre ellos 1.284 millones de euros que fueron aprobados para Madrid a finales de diciembre.

Hita explica que los ayuntamientos madrileños —”y también muchos de España”, matiza— están efectivamente ante una “complicada situación” y se muestra partidario, como ya pidió en su día la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), de que estos fondos europeos lleguen directamente a los ayuntamientos, entre otras cosas porque no se fía del Gobierno de Díaz Ayuso. “Lo ideal es que seamos los propios ayuntamientos los que podamos presentar proyectos de recuperación y que los fondos lleguen directamente a las arcas municipales, porque si no, nos tememos que van a ser las comunidades autónomas las que dispongan de esos fondos y aquí en Madrid no las tenemos todas con nosotros: los ayuntamientos nos tememos que por enésima vez nos quedemos fuera de ese reparto”.

Además, Hita teme que la Comunidad de Madrid dedique parte de ese dinero recibido para minimizar los efectos de la pandemia a cuadrar las cuentas públicas y a ajustar el déficit en lugar de destinarlo a la inversión.

La semana pasada se aprobó el nuevo PIR (Plan de Inversión Regional) para el período comprendido entre 2021 y 2025 con un presupuesto 1.000 millones. “Bienvenidos sean los 1.000 millones, dice Hita, pero el PIR no cumple más que las funciones de una Diputación Provincial que le otorga la Constitución al ser Madrid una comunidad autónoma uniprovincial.

Hita acusa a Díaz Ayuso de un exceso de propaganda

 

También te puede interesar