Unas jornadas que se han celebrado entre los días 14 y 15 pasados, en el Hotel Sercotel AB de Rivas y que ha reunido a expertos en el ámbito de la arquitectura y el urbanismo sostenible.

Celia Gonzáles, directora y editora de la publicación Diario de Rivas, hizo la presentación de las jornadas ‘Rivas en la encrucijada – Ideas para una ciudad sostenible’, ha deseado que estas sesiones de trabajo puedan ser útiles y sirvan para clarificar el futuro de la ciudad. A continuación, intervino el alcalde de Rivas, Pedro del Cura, que dijo “los planteamientos que nos hacemos en Rivas no son exclusivos, es una preocupación en todo el mundo. Yo espero que aquí haya enfoques diferentes sobre la ciudad del futuro, de los que tomaremos buena nota, intentando hacer confluir los distintos sectores y agentes de la ciudad, cosa que no será fácil, pero será necesario un esfuerzo importante y siempre con ánimo de que estamos haciendo ciudad. Y tenemos que decidir bien porque el camino que tomemos hoy será irreversible”.

Seguidamente se dio paso a la primera mesa de expertos, moderada por Mónica Carazo, vicealcaldesa de Rivas y compuesta por Eladio Rodríguez, del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM); Elisa Pozo, arquitecta urbanista e investigadora sobre salud urbana y envejecimiento activo (grupo ABIO de la Universidad Politécnica de Madrid); Luz Moreno, arquitecta del Ayuntamiento de Rivas; José María Sainz, presidente de la Junta de Compensación Sector SUS PP B Cristo de Rivas y consejero de Jarama Desarrollos Inmobiliarios; y José Ignacio de Diego, presidente de la Asociación de Inmobiliarias del Sureste de Madrid (AISEM) y gerente de Bon Lar Asesores Inmobiliarios.

Por destacar algunas de las intervenciones, Luz Moreno aseguró que “hoy ya es un poco difícil cambiar la estructura del municipio. Solo la zona conocida como Mirador Norte ya ejecutado en gran parte y la zona Mirador Sur que está aún sin planificar, aún permiten algunas modificaciones respecto al PGOU de 2004”. “Las propuestas de mezclar las zonas comerciales e industriales con las residenciales, puede ser una solución de cara al problema de ‘última milla’, acercando los puestos de trabajo a los domicilios de los trabajadores”. “El proceso de ‘párate a pensar’ junto con el informe del equipo de expertos, nos dirá si tenemos que modificar el PGOU o bastaría con determinados cambios en algunas zonas de la ciudad”. José M. Sainz, hizo referencia a Armando Rodríguez Vallina, icono del urbanismo en Rivas “no somos una simple promotora, lo que estamos es construyendo una ciudad”. “Ciudad sostenible significa calidad de vida para sus habitantes, asegurando además la justicia social”. “La economía del S.XXI es urbana y viene de la mano de la calidad técnica, todos los modelos constructivos aplicados hasta ahora tienen que ser cuestionados. Al espacio social y humano hay que incorporar el espacio digital, esto unido al desarrollo urbano. Los espacios de convivencia presencial son elementos fundamentales en la ciudad que queremos”. Nacho de Diego aseguraba “nosotros sí estamos en la base de la ciudad y en contacto directo con la ciudadanía. En el último tiempo hemos constatado que, antes de la pandemia en Rivas había más de 800 viviendas en venta, hoy solo unas 250, eso supone que son mucho más caras. Rivas es una ciudad elegante, inteligente y con muchos servicios, y la gente quiere venir a vivir aquí, pero hay un porcentaje muy grande de los que quieren hacerlo que no pueden, en poco tiempo los precios casi se han duplicado. A pesar de eso, todo lo que se construye en Rivas se vende”.

Posterior a esta mesa intervinieron colectivos vecinales para exponer la problemática de barrios de la ciudad: se expusieron las carencias en el barrio de La Luna, la consolidación del barrio de Covibar y la necesidad de una ‘plaza donde coincidir los vecinos y vecinas’, las quejas planteadas por los representantes de la asociación La Ladera del Almendro, por las nuevas construcciones, los recortes en la montaña, las dificultades para la circulación, etc. Finalmente habló Antonio Martínez Vera, antiguo alcalde y portavoz de la asociación de vecinos del Casco Antiguo, que comentó sobre las dificultades del pueblo de Vaciamadrid por los años 80, el enorme trabajo que costó el primer PGOU…, y también dijo de su ‘satisfacción al ver lo que en tan pocos años habíamos conseguido, la ciudad de hoy’.

La mesa del día siguiente trataba sobre ‘Estrategias económicas para un Rivas sostenible’, y en la misma participaron como Ana Castañeda, gerente de la Asociación de Empresarios de Arganda, Rivas y Comarca (ASEARCO), Ana López, presidenta de la Asociación de Autónomos, Pymes y Comercios de Rivas Vaciamadrid, Luis Domecq, consejero de Jarama Desarrollos Inmobiliarios, Jesús Montero, director financiero de Larvin, Borja Vargas-Zúñiga Corsini, presidente de ParqueRivas y Valdemera, Daniel González, director de operaciones de Iluscar y presidente de Fagenauto, y José Ignacio de Diego, presidente de la Asociación de Inmobiliarias del Sureste de Madrid (AISEM) y gerente de Bon Lar Asesores Inmobiliarios. La mesa estuvo moderada por el alcalde de Rivas Vaciamadrid, Pedro del Cura.

Unas jornadas de trabajo muy interesantes, que seguro tendrán repercusión en el proyecto de la nueva ciudad. Felicitaciones a los promotores de la iniciativa, representada por Celia González y Diario de Rivas.