El pleno del Ayuntamiento de Rivas ha dado hoy luz verde a un último paquete de inversiones por valor de 5,5 millones de euros, procedentes del superávit generado por el consistorio con el presupuesto de 2021.

Esta tercera tanda de remanentes que se destinan a inversiones se suma a las dos anteriores, que acumulaban 9,8 millones de euros. El superávit del presupuesto del año pasado alcanzó los 15,7 millones de euros, de los que 1,1 se han destinado al pago a proveedores.

Entre las inversiones aprobadas este jueves por el pleno municipal destacan las mejoras en las pistas deportivas de barrio, en las que se invertirán 500.000 euros; las obras de mejora del recinto ferial Miguel Ríos, a las que se destinará 1 millón;  110.000 euros se destinarán a la mejora de instalaciones culturales, 300.000 a la plantación de nuevo arbolado y 100.000 a la instalación de juegos infantiles en los parques de Rivas.

También se van a adquirir dos vehículos y cuatro motocicletas para la Policía Local por valor de 120.000 euros y se van a destinar 240.000 euros a la mejora de los centros educativos, hasta completar un total de 800.000 euros. La iluminación de las pistas deportivas, la adquisición de nuevas luminarias o de nuevos equipos informáticos, la renovación del mobiliario en la Casa de Asociaciones del Casco, las obras en la avenida del Levante, el proyecto de un jardín terapéutico o la compra de libros para las bibliotecas son otras de las inversiones a financiar con este remanente de tesorería.

«Conocemos la ciudad porque vivimos en ella y sabemos cuáles son las demandas de la ciudadanía», ha explicado el concejal de Hacienda, José Manuel Castro, señalando que la premura en aprobar estos remanentes pasa por la obligación de proceder a la contratación y a la ejecución del gasto a lo largo de este año.