Unas trescientas familias de la Cañada, del sector 4, se quedaron a oscuras el pasado día 18, una vez más.

En esta ocasión la razón parecía muy evidente, aunque solo fuera por la presencia de más de 50 policías, Nacional, Guardia Civil, Policía Municipal de Madrid y la de Rivas. Estaban iniciando una redada antidroga desde primera hora de la mañana hasta pasadas doce horas de detección, detenciones (al menos diez personas) y derribos de los centros de cultivo.

Por lo que hemos sabido, se incautaron de más de 8.000 plantas de marihuana, derribaron hasta doce inmuebles donde estaban las plantas y una decena de detenidos/as acusados de un delito contra la salud pública, entre otros.

La Plataforma Cívica por la Luz en Cañada Real advertía ayer de que la actuación policial ha provocado la avería de un transformador, interrumpiéndose el suministro eléctrico en los sectores 2, 3 y 4.