Se pasará por los principales núcleos comerciales y se instalarán jaulas específicas para estos residuos que se podrán depositar de lunes a viernes, de 14.00 a 15.00.

Los comercios podrán depositar el papel y cartón de lunes a viernes de 14.00 a 15.00.

El lunes 28 de marzo arranca el nuevo servicio de recogida de cartón comercial en aquellas zonas donde se ha detectado la necesidad de descongestionar los contenedores de papel y cartón.

Se trata de una iniciativa de la Concejalía de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Rivas y de la empresa pública Rivamadrid con doble vertiente. Por un lado, se realiza recogida puerta a puerta por las principales vías comerciales. Por otro, se instalarán las llamadas jaulas, un tipo de mobiliario urbano para depositar cartones, en algunos núcleos comerciales. Se busca así recoger, de forma sostenible, una mayor cantidad de estos materiales e introducirla en el circuito del reciclaje y, por otro lado, evitar el colapso de los contenedores azules, destinados a la ciudadanía.

Los comercios podrán depositar el cartón y papel en los lugares habilitados de lunes a viernes, de 14.00 a 15.00.

“La implantación de esta medida debería traducirse en una menor necesidad de rutas de recogida de repaso de esta fracción”, avanzan desde Rivamadrid y recuerdan la necesidad de que, desde los comercios, depositen el residuo de forma correcta, plegando el cartón por los lugares destinados a ello.

MÚLTIPLES BENEFICIOS
Con la recolección del cartón comercial se incrementan las cantidades de material recogido, disminuyen los impropios y, por tanto, prospera el proceso de reciclaje. Asimismo, se mejora el servicio de limpieza viaria y se reduce el impacto visual que provoca el depósito inadecuado de residuos como cajas de embalajes en las inmediaciones de los recintos de contenedores.

Además, en el proceso de fabricación de papel reciclado se emplea un 86 por ciento menos de agua y un 65% menos de energía, y se reduce la necesidad de materias primas, pues el papel y el cartón pueden reciclarse hasta cinco veces. También se disminuye la producción de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático.