El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha aprobado hoy una inversión de 7,6 millones de euros, en el periodo 2021/25, para el desarrollo de la tecnología que permitirá el uso del teléfono móvil como tarjeta de transporte. Este contrato supone un paso más en la puesta en marcha de este sistema a medio plazo.

Con este proyecto se busca convertir el teléfono móvil en la tarjeta de transporte, de tal manera que se puedan validar los viajes directamente con el terminal, en el que estará cargado el abono transporte y sin necesidad de tener que utilizar otra tarjeta.

 Como paso previo a la utilización del teléfono móvil como tarjeta de transporte, el Consorcio Regional de Transportes ya está culminando la fase final del proyecto piloto para recargar el abono de transportes mediante una aplicación para smartphones.

Con esta aplicación, disponible en Google Play y Huawei App Gallery para teléfonos con sistema operativo Android, los usuarios pueden recargar su tarjeta de transporte con los títulos que necesiten desde su propio teléfono móvil, sin necesidad de acudir a una máquina de venta, un cajero o un punto de venta autorizado como los estancos. Su uso es muy intuitivo y, además, en la página web del Consorcio Regional de Transportes (www.crtm.es) está disponible un video explicativo sobre cómo utilizarla.

La aplicación solicita que se registre una tarjeta de crédito y, una vez realizado este paso, solo hay que acercar la tarjeta de transporte al móvil para realizar la recarga. La aplicación le indica qué títulos puede cargar y el coste. Hasta la fecha, más de 33.000 personas se han descargado ya la aplicación. De ellas, más del 61% son usuarios del abono joven y más del 13% del abono transporte para la zona A. El Consorcio ya trabaja para que la aplicación también esté disponible para teléfonos con sistema operativo iOS.

 

También te puede interesar