Debido a falta de suministro de vacunas, que fue comunicado   en la tarde del 19 de enero, el Servicio de  Prevención  de  Riesgos Laborales de la Gerencia Asistencial de  Atención  Primaria de la Comunidad de Madrid ha tenido que reprogramar la vacunación frente a  la  Covid-19  del  miércoles  20 y jueves 21, que estaba prevista para el personal sanitario de 80 centros de Atención Primaria de la   región.

¿Qué sanitarios se ven afectados por este retraso en la vacunación?

  • Suplentes habituales
  • Los MIR/EIR de Familia, que no hayan sido vacunados en hospitales y los estudiantes universitarios en prácticas que se encuentren realizando su actividad en centros de Atención
  • Profesionales de primera línea que trabajan en otros centros, pero desean vacunarse en el centro más próximo a su domicilio (personal de SAR, almacenes, ),
  • Profesionales en situación de baja por
  • Trabajadores de primera línea que están de permiso (vacaciones, etc.), pero en situación de activo. NO SE VACUNA A PROFESIONALES JUBILADOS en esta fase del  plan de vacunación (solo grupos 1 y 2).

 ¿Cuál es el problema?

 El retraso de la vacunación de este personal sanitario no sería un problema por la falta de vacunas en sí, si no estuviéramos viendo numerosos casos de chanchullos en la vacunación. Si nos fijamos en toda España, son muchos los casos de nepotismo en la administración de la vacuna. Se está colando  a personas que no forman parte de los grupos de riesgo asignados para esta primera tanda de vacunas, dejando a quienes sí tienen que ser ya vacunadas sin la administración de sus dosis. El caso más llamativo es el del ya Exconsejero de Sanidad de Murcia, que aprovechó su posición para vacunarse él y su pareja pese a que no les tocaba.

La estrategia de vacunación contra la Covid no es una estrategia nacional sino que forma parte de la establecida entre todos los países miembros de la Unión Europea. Y en toda estrategia de vacunación se establecen unos protocolos para priorizar la vacunación de las personas más vulnerables. Y esto sólo lo puede garantizar el Estado, la igualdad de oportunidades de todos los miembros de nuestro país.

En este caso, saltarse las normas es aún más peligroso puesto que estamos dejando expuestos a quienes más vulnerables son. Huelga decir que el Covid es especialmente dañino en nuestros mayores. Las cifras de fallecidos y el drama de las residencias impide que nadie contradiga esta afirmación. Así mismo, es prioritario proteger a los y las sanitarias que se encuentran en la primera línea de batalla contra el virus. No sólo por su exposición al mismo, sino también por el continuo contacto con personas que padecen enfermedades ya que pueden ser vectores de transmisión del mismo.

La ley de la selva no puede primar en la vacunación si queremos  conseguir  que  todos  y  todas  estemos  protegidas frente al Covid. Y las Administraciones públicas deben garantizar que los protocolos se cumplan y que quien se salte las normas sea consciente de que no puede salir gratis.

¿Qué pasa en la Comunidad de Madrid?

 La Comunidad de Madrid activó tarde el plan de vacunación frente a la Covid. La vacuna comenzó a administrarse el 27 de diciembre del año pasado. Sin embargo, la Comunidad de Madrid no activó la vacunación desde se momento. Pese a que Díaz Ayuso anunció que en nuestra región se vacunarían incluso festivos, el 6 de enero sólo había vacunado durante 5 de los 11 días que habían transcurrido desde que ésta comenzase. Además, éramos la Comunidad que menos vacunas había administrado. Pese a que el Gobierno  de  Ayuso se quejó del reparto de la vacuna, durante el inicio del mes de enero sólo utilizó el 6% de las vacunas.

Hasta el 8 de enero no se comenzó la vacunación del  personal sanitario, y el propio Ignacio Aguado reconoció que, por cada vial que se administraba, se guardaba otro, frenando así la vacunación. Recordemos que uno de los principales hándicaps de esta vacuna es su proceso de conservación, puesto que deben ser inyectadas tras descongelarse. Estrategia que difiere de la llevada a cabo en el resto de Comunidades de nuestro  país.

Además, también hemos visto chanchullos en la vacunación. En  concreto,  el  Hospital  Clínico  se  ha  saltado  el protocolo vacunando a ex-empleados jubilados y dejando sin vacunar a parte del personal en activo.

 

También te puede interesar