La normativa regula tipos de residuos a depositar, peso y cantidad que, si se superan, se deberá abona una tasa. Solo es de uso para ripenses.

Desde la Concejalía de Transición Ecológica se ha creado un nuevo reglamento para mejorar el servicio de los dos puntos limpios fijos municipales (calle de la Fundición y calle de Severo Ochoa), desarrollando lo establecido en la Ordenanza Municipal de Residuos.

Una vez que entre en vigor [a cierre de esta edición, la fecha prevista era el 20 de diciembre], el reglamento especificará los tipos de residuos admisibles a depositar en los puntos, así como las cantidades máximas de los mismos.

“Cuando la cantidad de residuos a entregar supere la cantidad admisible establecida, se considerará que el origen de los mismos proviene de una actividad empresarial, y se deberá solicitar autorización previa y pago de tasas”, explican desde la concejalía sobre una de las novedades del nuevo reglamento. “El punto limpio está destinado al vertido de residuos especiales por parte de la ciudadanía ripense. Se podrán depositar residuos asimilables a los domésticos aunque procedan de industrias (sólo residuos no peligrosos), comercios, oficinas o servicios, y que estén incluidos en el reglamento. Pero necesitarán de autorización municipal y pago de la tasa correspondiente”, añaden.

Asimismo, y con el objetivo de evitar el colapso de los contenedores, se ha establecido un límite en la cantidad diaria de materiales que se pueden gestionar a través de estos puntos limpios municipales.