Con respecto a la Cañada, y ante las anunciadas lluvias torrenciales, el Consistorio de Rivas tenía preparados, además de la Casa de Asociaciones que ya la han estado utilizando los niños y niñas para sus clases escolares, un piso de acogida, varias habitaciones en un hotel de la ciudad y otras instalaciones públicas, por lo que pudiera pasar.

El alcalde ha afeado las justificaciones de la Comunidad de Madrid, que dice que “no se puede intervenir sin una orden judicial”. “La pasada semana nosotros, acompañados por Natugy, efectuamos varios cortes en los enganches de las naves susceptibles de ser usadas como lugares de cultivo de droga”, “y por fin hemos conseguido que se nos autorice a intervenir simplemente con una orden municipal. Aunque el problema es la necesidad de un operativo que impida otro nuevo enganche y esto le corresponde a la Delegación de Gobierno y a la CM”, ha declarado del Cura.

“En cualquier caso, todas estas son soluciones provisionales, lo verdaderamente necesario es poner en marcha ‘la hoja de ruta’ que lleve a una solución definitiva en este barrio marginal de la Comunidad de Madrid y está en manos del Gobierno de Isabel Ayuso, ellos son los verdaderamente competentes y responsables de la situación”, ha añadido el alcalde.

 

También te puede interesar