Podemos Rivas quiere salir al paso de la conducta impropia del concejal del Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid, Bernardo González, quien en su cuenta de Twitter se hace eco de un contenido publicado por el diario digital ‘El Español’ en el que se acusa falsamente a un ciudadano ripense, miembro de Podemos Rivas, de «impulsar» una cuenta en Instagram en la que se recogen «testimonios de trabajadores y trabajadoras en situaciones precarias de Rivas».

Bernardo González, basándose en este contenido de ‘El Español’, asigna implícitamente a Sergio Colorado la responsabilidad de la creación de la mencionada cuenta de Instagram. Para el señor González, como concejal que es, habría sido muy fácil intentar informarse de si lo que dice ‘El Español’ es cierto o no, simplemente preguntando a Podemos Rivas, partido del cual es militante Sergio Colorado. Le habríamos podido informar y tranquilizar diciéndole que no, que ni Sergio Colorado ni el Área Joven de Podemos Rivas (de la cual Sergio es responsable) son los «impulsores» ni «promotores» de esa cuenta en Instagram. Una cosa es considerar que la cuenta puede resultar interesante para mucha gente a la hora de juzgar si existen, de manera significativa, situaciones de precariedad laboral en Rivas, y otra muy distinta ser los «impulsores» o «promotores» de la cuenta en cuestión. La distancia entre ambas cosas es muy grande.

Nos parece que la trayectoria de Bernardo González, expulsado de su partido y acusado, según informaciones publicadas y no desmentidas en medios locales, de malversación, de un tiempo a esta parte se caracteriza por una deriva reaccionaria que se pone de manifiesto, más aún si cabe, con los términos que utiliza en su tuit. Al estilo de la ultraderecha mundial, recurre al comunismo como arma arrojadiza, quizás intentando ganarse el favor de formaciones políticas muy dadas a ese discurso, con vistas a continuar ocupando su escaño en las próximas elecciones municipales.

Podemos Rivas defiende con mucha claridad los derechos del pequeño comercio y procura, dentro del Gobierno local, potenciar y apoyar medidas que favorezcan a ese comercio, especialmente en la situación de pandemia que venimos atravesando. Pero eso no significa que no nos preocupe la precariedad laboral y los derechos de los trabajadores y trabajadoras. Estamos convencidos de que la mayoría de los comercios de Rivas procurarán por todos los medios huir del recurso a precarizar a sus trabajadores, si bien, eso no significa que no puedan existir casos en los que pueda llegar a producirse.

Ese es el sentido de los tuits que nuestro compañero, Sergio Colorado, ha hecho públicos anunciando la existencia de la mencionada cuenta en Instagram. Pero a Bernardo González no parece preocuparle ajustarse a la realidad, sino verter acusaciones que le puedan colocar en el papel de «héroe» de la ultraderecha. Como cargo público que es, deberá rendir cuentas acerca de lo que consideramos una actitud cobarde señalando indebidamente a un ciudadano ripense que no tiene responsabilidad institucional alguna y que, con toda legitimidad y absolutamente dentro de la legalidad, tiene iniciativas como la de informar acerca de la existencia de una cuenta determinada en una red social.

La persecución a ciudadanos por su actividad política es muy propia de quienes tienen un concepto represivo como el que, sin lugar a dudas debido a sus pronunciamientos públicos, demuestra tener el señor Bernardo González.

Finalmente, desde Podemos Rivas nos reservamos el derecho a emprender las acciones legales que consideremos oportunas al amparo de la legislación vigente.

PODEMOS Rivas