Las instalaciones acuáticas de las comunidades de propietarios deben cumplir la normativa para reducir el riesgo de incidentes y seguir ciertos trámites.

Como cada año, y con la llegada del buen tiempo, comienza el programa municipal de vigilancia y control de piscinas de verano de las comunidades de propietarios de la localidad.

Además de cumplir con la legislación vigente, se persigue reducir el riesgo de accidentes y de posibles enfermedades asociadas al uso de las instalaciones acuáticas.

El personal del servicio de inspección sanitaria de la Concejalía de Salud valorará las instalaciones para informar a usuarios y usuarias sobre las medidas higiénico-sanitarias y comprobar que las mismas funcionan y son mantenidas de forma correcta.

 Y RECUERDA

Protégete del sol

  • Si tomas el sol, hazlo de forma gradual los primeros días y evita la exposición directa entre las 12.00 y las 17.00.
  • No olvides la protección solar y recuerda aplicarla media hora antes de la exposición además de aplicarla cada dos o tres horas, aunque esté nublado. ¡Recuerda que caducan!
  • Bebe abundantes líquidos.
  • Extrema las medidas de protección con los menores.

Diviértete con precaución

Sin perder de vista a los menores:

  • A la hora de bañarte, evita los cambios bruscos de temperatura, el alcohol y las comidas copiosas.
  • Evita los juegos violentos y no te tires de cabeza en zonas poco profundas.
  • Enseñemos a los y las menores a nadar y nunca los pierdas de vista.
  • En las piscinas particulares, instala vallas protectoras para evitar el acceso de menores y su caída accidental.
  • Evita los flotadores inflables, ofrecen una falsa sensación de seguridad.
  • Y recuerda: sigue siempre las instrucciones del socorrista.

También te puede interesar