Jóvenes con trabajo pero con un salario insuficiente para acceder a la vivienda

El Consejo de la Juventud de la Comunidad presenta los datos del Observatorio de Emancipación

Una persona joven, menor de 30 años, en la Comunidad de Madrid debería invertir el 88,8% de sus salario mensual en el alquiler de la vivienda. Es uno de los datos que más impacta en el último Observatorio de Emancipación, elaborado por el CJE (Consejo de la Juventud de España) y presentado por el CJCM- Consejo de la Juventud de la Comunidad de Madrid este pasado viernes.

El estudio recuerda que la Comunidad de Madrid es desde hace años una de las comunidades en las que el mercado de la vivienda es más inaccesible para la población joven, según datos correspondientes al primer semestre de 2021, la población madrileña de entre 16 y 29 años tiene un salario medio anual superior al del resto de comunidades, sin embargo, no es suficiente para hacer frente al pago del alquiler. En ese período de tiempo, solo un 16,2% de la juventud madrileña consiguió emanciparse. Y la situación se agrava para el colectivo de edad comprendido entre los 30 y 34 años, con una tasa de emancipación inferior a la media estatal.

La paradoja del empleo. Crecimiento sí pero precario

La pérdida de autonomía residencial de la población joven de la Comunidad de Madrid en la primera mitad de 2021 coincidió con una fuerte recuperación de la actividad y el empleo. La Comunidad registró uno de los mayores incrementos interanuales entre la población joven. Pero esta recuperación no vino acompañada de una mejora en las condiciones de emancipación. Son tres los factores que hacen que sea un crecimiento desigual: el empleo aumentó gracias a la ocupación en puestos a tiempo parcial (el 29 % de toda la población joven ocupada) por encima de la media estatal, la temporalidad (el 46,3 % de toda la población joven asalariada de la Comunidad) y el auge del paro de larga duración (31,1 %).

Las mujeres jóvenes las más afectadas

De entre toda la población joven, las mujeres jóvenes en la Comunidad son las más afectadas por la parcialidad y la temporalidad. La brecha es notable: el 37,7 % de puestos a tiempo parcial frente al 18,9 % de los hombres jóvenes, y un 52,0 % de mujeres afectadas por la temporalidad mientras que en los hombres el porcentaje es del 39,5 %. En términos absolutos, el aumento anual de la temporalidad en las mujeres fue más de cuatro veces superior al de los hombres (del 98,82 % de las mujeres, frente al 23,08 % de los hombres).

Cobertura social ante la precariedad y la pobreza

Finalmente, el estudio señala que el riesgo de pobreza y exclusión social para la población de 16 a 29 años en la Comunidad se redujo del 25,1 % al 21,3 %. Sin embargo, este descenso no se dio en toda la población joven. Entre la población en paro, por ejemplo, el riesgo de pobreza y exclusión social aumentó con intensidad. A esto se le suma, que la población joven está lejos de alcanzar la cobertura y protección social que sí reciben otros colectivos de edad, la escasa duración de los contratos les impide reunir los requisitos mínimos para acceder a las prestaciones por desempleo.

Desde el Consejo de la Comunidad de Madrid se espera que desde las nuevas medidas adoptadas por el Gobierno de España y las políticas que pongan en marcha por la Administración de la Comunidad se llegue a hacer frente a la problemática de la vivienda en Madrid.