Este viernes 4, en el Día Mundial contra la enfermedad, Rivas recuerda cómo afectan las desigualdades socioeconómicas, de género o residenciales.

AECC en Rivas: luchadoras contra el cáncer

‘No todos somos iguales ante el cáncer’. Es el lema elegido este año para el Día Mundial del Cáncer, que se celebra el viernes 4 de febrero. Una frase que expone cómo las desigualdades socioeconómicas, de género o residenciales aumentan la probabilidad de contraer la enfermedad o encararla con más o menos posibilidades de curación. Para acabar con esa brecha, las organizaciones convocantes exigen que “todas las personas tengan los mismos derechos, oportunidades y recursos para prevenirla, enfrentarse a ella y acceder a los resultados de la investigación”.

En Rivas, la delegación local de la Asociación Española Contra el Cáncer y el Ayuntamiento, a través de su Concejalía de Salud Pública y Protección Animal, emprenden diversas acciones el viernes 4. De 11.00 a 13.00, se instala una mesa informativa en la plaza de la Constitución, lugar donde se realiza una exhibición de baile GDance por parte del gimnasio Altafit, que amenizará el espacio público de 11.00 a 12.00.

La fachada del centro cultural Federico García Lorca lucirá una lona con el lema de la campaña, que se difundirá. en las pantallas informativas luminosas de la ciudad. Y La Espiral de entrada al municipio de la rotonda de la avenida de Covibar se iluminará de verde [uno de los colores corporativos en la lucha contra el cáncer].

La campaña lanza mensajes muy esclarecedores, aportando datos referidos a España:

  1. ‘Tu código postal afecta más que tu código genético en la desigualdad frente al cáncer’.El riesgo de padecer cáncer de pulmón y otros cánceres se incrementa en función de la comunidad autónoma donde se resida, ya que la exposición al humo del tabaco varía sustancialmente.

El acceso a los tratamientos de cáncer, como por ejemplo la radioterapia, es diferente, ya que no existen unidades de radioterapia en todas las provincias.

  1. ‘Tu tarjeta de crédito afecta más que tu tarjeta sanitaria’. La situación socioeconómica es otro factor determinante en la alimentación: entre trabajadores sin cualificación hay el doble de personas con obesidad que entre personal directivo o gerente.

Además, la obesidad entre la infancia de familias con ingresos inferiores a 18.000 euros brutos también duplica a las de con ingresos superiores a 30.000.

El consumo de tabaco entre personal laboral sin cualificación dobla al directivo o gerente, y la exposición diaria al humo del tabaco en espacios cerrados es tres veces superior.

Entre gastos directos e indirectos, el cáncer provoca un coste económico a casi la mitad (41%) de las familias superior a 10.000 euros durante la enfermedad, cuando 10 millones de personas viven en el umbral de pobreza en España.

  1. ‘Tu género afecta también en tu desigualdad frente al cáncer’.Más del doble de mujeres que de hombres tienen unos ingresos laborales inferiores al salario mínimo: esa carestía puede convertir los costes económicos derivados del cáncer en inasumibles.

Además, el porcentaje de mujeres diagnosticadas que padecen un malestar psicológico significativo es mayor que entre los hombres. Estas viven una situación de soledad no deseada significativamente mayor.