Más Madrid propone un cheque-comercio para hacer frente a la crisis y potenciar el comercio local

La propuesta, anunciada por Mónica García durante el Debate del Estado de la Región, ha sido rechazada con los votos de Partido Popular y Vox. Más Madrid Rivas trabajará para que la iniciativa sí pueda ver la luz en el Consistorio ripense

 

Más Madrid ha propuesto al Gobierno de la Comunidad de Madrid la creación de un fondo de emergencia de 150 millones de euros para distribuir entre los diferentes ayuntamientos de la región mediante cheque-comercio con un máximo de 200 euros por persona. El objetivo de esta medida, anunciada por la portavoz de Más Madrid en la Asamblea, Mónica García, durante el Debate del Estado de la Región, consiste en brindar apoyo a las familias y al comercio local para afrontar la crisis económica derivada de la guerra. La propuesta no fue aprobada en la votación de ayer por la tarde porque la mayoría parlamentaria de PP y Vox se impuso sobre el voto favorable de Más Madrid, PSOE-M y Unidas Podemos.

Desde Más Madrid Rivas anuncian que perfilarán la propuesta adaptándola a la realidad local para trasladársela al Equipo de Gobierno de la ciudad. Ayuntamientos como el Barcelona o Elche han promovido iniciativas similares, bonos que incentivan el consumo en el comercio de proximidad y la restauración de sus municipios.

En palabras de Mónica García, “el Gobierno debe ser una palanca de cambio y ofrecer soluciones para que la crisis no la paguen las familias madrileñas. Este cheque sirve para impulsar el comercio local, fundamental para nuestra región”.

Por su parte, Charo Sandoval, coportavoz de Más Madrid en Rivas, afirma que “una vez más Ayuso da la espalda a las necesidades de la ciudadanía y de los autónomos y pymes de la región, pero no vamos a quedarnos de brazos cruzados”. En este sentido, su compañera coportavoz local de Más Madrid, Mimi Chamorro, insiste en que “trabajaremos para que una iniciativa similar pueda salir adelante desde el Ayuntamiento de Rivas”.

La propuesta presentada por la formación madrileña en el parlamento autonómico consistía en que, a través del fondo de emergencia habilitado por el Gobierno regional, los ayuntamientos pusiesen a disposición de los vecinos y vecinas un bono, que la ciudadanía podría descargar directamente. El cheque tendría un tope máximo de 200 euros para comprar en aquellos comercios que se adhieran al bono. Desde Más Madrid consideran que esta iniciativa se sustenta en tres pilares: por un lado, para favorecer la autonomía municipal; ayudar a las familias y personas a afrontar la crisis, y, por último, dinamizar la economía y los establecimientos locales.