El Gobierno de la nación acomete, por fin, una asignatura pendiente en su programa y publica la lista de los bienes inmatriculados por la Iglesia Católica desde que Aznar les autorizó a hacerlo con una simple declaración del obispo de turno.

Pero a su vez, el mismo Gobierno de Pedro Sánchez, ‘reconoce el amparo legal’ de hasta 35.000 de esos bienes inmatriculados, ‘contaban con el necesario título material’. Únicamente, la resolución deja una pequeña posibilidad, para que particulares e instituciones en desacuerdo consigan que los registros puedan revertirse.

 La relación de bienes inmatriculados por la Iglesia Católica, incluso algunos en nuestro municipio Rivas Vaciamadrid, concretamente cuatro son los bienes inmatriculados, curiosamente lo hicieron entre los años 1998 y 2015.

 Uno de ellos se trata de la Iglesia de San Marcos, que, por entonces, los últimos años del siglo pasado, hubo una enzarzada polémica entre ripenses de los de toda la vida y el joven párroco recién llegado. El segundo alardeaba de que la ‘iglesia era suya’, los vecinos (vecinas en su mayoría) se le enfrentaban argumentando que ‘de ninguna manera, la iglesia la habían construido ellos, la habían cuidado y mantenido y la iglesia era de Rivas Vaciamadrid. Curiosamente, es por entonces cuando inmediatamente, el párroco (o quien fuera) corrió para inmatricular la iglesia a nombre del obispado. Hasta entonces, la iglesia de San Marcos carecía de ningún título de propiedad.

Otros de los bienes inmatriculados en Rivas, son la casa parroquial y un ‘complejo parroquial’. Preguntado el alcalde Pedro del Cura, por este ‘complejo’, ha dicho desconocerlo completamente.

Se da la circunstancia de que hace algún tiempo se han producido conversaciones entre el Ayuntamiento y la iglesia, para que esta última permitiera la construcción de una rampa y un ascensor en una pequeña parcela en desuso anexo al salón de plenos y, en principio de su propiedad. Y parece que, la iglesia había accedido a la cesión, no sabemos si alguien les preguntó si ‘esa pequeña parcela verdaderamente era suya’, quizás es parte de esa última inmatriculación ya que está junto a la casa parroquial. Por entonces, cuando se informó a los medios locales sobre esta cesión, al alcalde le preguntamos que ‘si a cambio de nada’, nos contestó que “de momento no…”.

De hecho, al alcalde se le ha preguntado hoy sobre todos los bienes inmatriculados conocidos y si habría alguno más, nos ha reconocido que lo desconocía y que procuraría informarse, así como reunirse con la Asociación Laica de Rivas, que se ha interesado en repetidas ocasiones sobre estos pormenores (o pormayores…).

También te puede interesar