Una vez a la semana unidades móviles ofrecerán servicios bancarios en los municipios de entre 1.000 y 5.000 habitantes que carecen de ellos

La Comunidad de Madrid, ha anunciado hoy la próxima puesta en marcha de unidades móviles para ofrecer servicios bancarios en municipios madrileños de entre 1.000 y 5.000 habitantes que no disponen actualmente, gracias a un acuerdo con una entidad financiera.

En estos puntos se ofrecerá asistencia personalizada, como mínimo una vez a la semana, de tal manera que todos los vecinos tengan cubierta esta atención
financiera presencial. Además, estos bancos móviles están dotados de cajeros
automáticos para que cuenten con todos los servicios integrales que los
ciudadanos tendrían en una oficina bancaria al uso.

Para comenzar, se van a desplegar en diez municipios y, en total, son 40.000 los madrileños del entorno rural que se verán beneficiados por esta medida. Además, si la planificación de este servicio lo permite, se podrá extender a localidades con menos de un millar de vecinos.

También, se han concedido 1,5 millones de euros de las Ayudas a los ayuntamientos, esencial para que algunas de estas localidades hayan explorado la posibilidad de instalación de cajeros en su municipio con empresas privadas que prestan este tipo de servicios para las entidades.