La Tierra registra el sexto julio más cálido desde al menos 1880

El mes pasado se convirtió en el sexto julio más caluroso en la superficie de la Tierra desde que la serie histórica de temperaturas mundiales comenzara en 1880, según el último informe climatológico mensual de la agencia estadounidense NOAA (Administración Nacional Atmosférica y Oceánica).

El informe, recogido por Servimedia, indica que la temperatura de la superficie global en julio de este año fue 0,87 grados superior a la media del siglo XX, que es de 15,8 grados. Los cinco julios más calurosos jamás registrados han llegado desde 2016.

Además, el mes pasado se convirtió en el 46º julio consecutivo y el 451º mes seguido con temperaturas superiores al promedio del siglo XX en la superficie del planeta. Diciembre de 1984 fue la última vez que hizo más frío que la media.

Durante julio hizo más calor de lo normal en gran parte de América del Norte, Asia, Europa y América del Sur. Hubo récords en partes de América del Norte y del Sur, Asia meridional y oriental, y Europa, así como en zonas del Pacífico occidental y meridional.

Una ola de calor sin precedentes afectó a gran parte de Europa y muchos países del continente, entre ellos España, Italia, Portugal y Reino Unidos, batieron récords de calor en julio.

Las temperaturas de la superficie del mar estuvieron por encima de la media en gran parte del Golfo de México y el Pacífico norte, oeste y suroeste, así como en lugares de los océanos Atlántico e Índico oriental. En general, los récords de calor en julio abarcaron más de un 7,3% de la superficie del mundo.

Por el contrario, hubo temperaturas cercanas a más frías que la media en partes de Australia, el este de Europa, el oeste de la India, el centro de Rusia y el sur de América del Sur, pero no se registró ningún récord de frío.

El mes pasado fue el segundo julio más cálido en América del Norte, el tercero en Asia, el cuarto en América del Sur, el sexto en Europa y el decimotercero en África, mientras que resultó ser el más frío en Oceanía desde 2012.

Por países, se convirtió en el julio más caluroso nunca registrado en España y Portugal, el tercero en Estados Unidos y Francia, el cuarto en Nueva Zelanda y el séptimo en Reino Unido (que llegó por primera vez a los 40 grados).

La Antártida tuvo un julio inusualmente cálido, según el Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve (Nsidc, por sus siglas en inglés). Las temperaturas en el mar de Weddell promediaron entre tres y siete grados más de lo normal. La mayor parte del continente y la costa este experimentaron temperaturas de uno a cuatro grados por encima del promedio, excepto en el norte del Mar de Ross, que tuvo unos cuatro grados menos de lo habitual.

 

ENERO A JULIO

Por otro lado, la temperatura media combinada de la superficie terrestre y de los océanos del planeta entre enero y julio de este año fue la sexta más alta de este periodo desde que hay registros, que datan de 1880, según la NOAA.

Así, estuvo 8,86 por encima de la media del siglo XX. Los cinco periodos de enero a julio más cálidos han llegado a partir de 2015. Según los Centros Nacionales de Información Ambiental de Estados Unidos (NCEI, por sus siglas en inglés) de la NOAA, es muy probable que este año acabe entre los 10 más cálidos más registrados, pero solo hay un 10,5% de probabilidades de que se cuele entre los cinco más calurosos desde 1880.

El periodo de enero a julio de este año fue el segundo más cálido en Asia y estuvo entre los nueve más calurosos en Europa, el Caribe y Oceanía. África, América del Sur y América del Norte vivieron esos siete meses con más calor de lo habitual, aunque esa época no se situó entre las 10 más cálidas de sus series históricas.