Los centros de salud están a punto de colapsar, los centros hospitalarios tienen las Urgencias cada vez más saturadas y la única solución que se plantea desde el Gobierno regional «es pedir responsabilidad a todo el mundo menos a ellos».

Que falten enfermeras, más de 12.000 en Madrid, que estas profesionales prefieran trabajar donde sea antes que en Madrid, que la precariedad sea la tónica dominante en la relación laboral con la Administración autonómica o que las OPEs lleven años de espera para resolverse son ‘problemas menores’ para una Administración que fía volver a salir de esta 6ª Ola a la profesionalidad de enfermeras/os, enfermeras especialistas y fisioterapeutas, tal y como ocurrió en Olas precedentes.

A estas anomalías se une la última Instrucción de Salud Pública para el aislamiento por Ómicron: Todos los madrileños están obligados a hacer aislamiento obligatorio salvo el personal sanitario que, ante un contacto con esta variante, debe seguir trabajando. El Gobierno regional soluciona así la falta de enfermeras y prefiere que se conviertan en vector de contagio a contratar más profesionales que, por otro lado, son necesarias en una Comunidad con las peores ratios de enfermera/paciente de toda España.

«La irresponsabilidad del Gobierno regional es patente, explica desde SATSE Madrid, ya que obligan a que una enfermera, tras un contacto estrecho con la variante Ómicron, siga trabajando. Lo prefieren a contratar más personal o mejorar las condiciones laborales de estas profesionales para evitar que huyan de la Comunidad de Madrid. La solución a la que se agarran es hacer PCR cada 72 horas y esperar a que esta enfermera/o no se convierta en vector de contagio de sus pacientes».

 YA SE ESTÁN PRODUCIENDO DESPIDOS DE ENFERMERAS

A pesar de las promesas de la Consejería de Sanidad y de la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, algunas enfermeras/os de centros de salud están siendo contactadas por sus Direcciones Asistenciales para comunicarles que, al parecer, sus contratos Covid podrían no ser renovados.

Se incumple, así, una promesa realizada por la Administración sanitaria que vuelve a primar la economía sobre la sanidad, mintiendo a los madrileños y echando la culpa a los profesionales sanitarios del mal funcionamiento de los centros de salud que están funcionando sin el personal suficiente como para hacerlo con garantías sanitarias.

SATSE Madrid considera que el Gobierno regional miente a los madrileños, al afirmar que se iban a renovar a todas las enfermeras/os con contrato Covid y, al parecer, no lo está haciendo, finalizando esta organización que «estamos hartos de la propaganda que desde el Gobierno regional se está haciendo ya que se miente descaradamente a los madrileños sobre las acciones llevadas a cabo para mejorar la Atención Primaria»