La riqueza y diversidad de la creación contemporánea internacional en la 39ª edición del Festival de Otoño, un ambicioso encuentro con la creación híbrida, el teatro físico, el teatro de objetos y la danza que se podrá ver entre el 11 y el 28 de noviembre en diferentes espacios de la región.

El Festival de Otoño tiene como objetivo afirmar la presencia de espectáculos internacionales (especialmente latinoamericanos) y la atención a la última escena nacional. En este sentido, acogerá a las más diversas manifestaciones escénicas que presentarán 29 compañías, 21 de ellas de España y 8 internacionales (de Bélgica, Grecia, Argentina, Italia, Líbano, Chile, Francia y Reino Unido).

Respondiendo a la voluntad del Ejecutivo autonómico de ahondar en la descentralización de este evento, sus propuestas se expanden por 11 espacios de la capital y otros 6 municipios de la Comunidad, en un total de 18 espacios.

En Madrid, se podrá disfrutar del evento en los Teatros del Canal, Teatro de la Abadía, Cuarta Pared, Teatro Pradillo, Réplika Teatro, Sala Mirador, Teatro del Barrio, Nave 73, Centro de Cultura Contemporánea Condeduque, La Casa Encendida y el Centro Cultural Paco Rabal.

En el resto de la región, los espacios escénicos serán el Corral de Comedias de Alcalá de Henares, el Teatro Carlos III de Aranjuez, el Teatro Municipal de De Pozuelo de Alarcón, y el Teatro Auditorio y el Real Coliseo Carlos III de San Lorenzo de El Escorial. 

GRANDES NOMBRES NACIONALES E INTERNACIONALES

El cuerpo es la materia de una parte de los espectáculos de esta edición, que desde el teatro físico, la danza o la performance, exploran sus posibilidades poéticas y estéticas. En esta línea, el público podrá disfrutar de propuestas como Tríptico de Peeping Tom; Higlands de Mal pelo; Larcen C. de Christos Papadópulos; Cuerpo de baile de Pablo Messiez, Piano Works Debussy de Lisbeth Gruwez y Claire Chevalier; El hermoso misterio que nos une de Jesús Rubio Gamo o Criaturas del desorden de Elena Córdoba.

También del diálogo entre la contemporaneidad y la tradición se presentan obras como Transverse Orientation de Dimitris Papaioannou; Terebrante de Angélica Liddell; Antigone in Molenbeek y Tiresias de Guy Cassiers, Imprenteros de Lorena Vega y sus hermanos o Fedeli d´amor de Teatro delle Albe.

El festival ahonda también en las amenazas y retos del mañana pospandémico, con propuestas como Bros de Romeo Castellucci, Paraguay de Lucía Marciel y Paula Grinszpan, Fairfly de La Calórica, ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? de Andrea Jiménez y Jinete último reino de María Salgado y Fran Cabeza de Vaca.

Esta edición cuenta además con dos espectáculos de teatro de objetos para todos los públicos y especialmente el público familiar: Geólogie d´une fable del Colectivo Kahraba (Líbano), que utiliza el material de arcilla para contar el origen de las fábulas, y Ma biche et mon lapin de Aïe Aïe Aïe Collectif (Francia), que narra historias de amor a ritmo de vodevil.

Y más allá de lo escénico, el Festival de Otoño, que está dedicado a la memoria de Ariel Goldenberg (quien fuera su director durante quince años, recientemente fallecido), cuenta un año más con el proyecto Pictura Fulgens. Un encuentro de poesía, pintura y cuerpo en el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, que reúne a jóvenes poetas como Berta García Faet, Raquel Vázquez o Carla Nyman.

Más información www.madrid.org/fo

* Enlace a fotos: https://we.tl/b-VVoG7La5dG

También te puede interesar