Acabamos de empezar el año y es momento de evaluar cómo está la imagen del Ayuntamiento, cómo nos perciben los vecinos. Si buscas en google “Policía Local de Rivas”, el primer resultado que arroja es la única receta del equipo de Gobierno para dirigir nuestro municipio: censurar aquellas opiniones que no le convienen y amordazar a los que piensan distinto. El País explica, en esta primera búsqueda, que se ha sanciondo a un policía local de Rivas con más de tres años de empleo y sueldo por mandar un email a la plantilla en el que denunciaba que “la gestión del coronavirus es penosa. Es justo recordar que, en aquel momento (el email está enviado en marzo) el Ayuntamiento les decía a los policías que no se pusieran mascarilla porque no lo veían necesario. De hecho, fíjense que diferente es la situación ahora, donde esos mismos policías nos sancionarían si nos ven sin mascarilla.

Otro ejemplo de eliminar las opiniones distintas a la de alcalde lo vemos mensualmente en el pleno, el último ha sido la aprobación del presupuesto 2021. Las enmiendas de los grupos de la oposición han sido desechadas. En concreto, con Ciudadanos han utilizado un truco que les quiero explicar con detalle para que no les engañen. No les confundan cuando intenten dibujar en el imaginario del vecino una oposición que no hace propuestas, solo preocupada por un sillón, porque nada más lejos de la realidad. Lo que hay en Rivas es un equipo de Gobierno dispuesto a mentir porque no es capaz de hacer su trabajo en tiempo y forma.

Han intentado hacernos creer que nuestras propuestas han llegado tarde a unos plazos que nunca se marcaron, han entregado documentos incompletos e ilegibles. Y todo para tener una justificación para su incapacidad de escuchar a los vecinos que tienen propuestas distintas a las suyas. Desde Ciudadanos pedíamos y pediremos una bajada impositiva en el principal impuesto que pagan los vecinos de Rivas, el IBI. Nuestra ciudad tiene uno de los tipos más caros de la Comunidad de Madrid y presenta un superávit de más de 12 millones de euros. Esta bajada no tenía que suponer una disminución cuantitativa o cualitativa de los servicios, ya que hay un margen económico y, sobre todo, porque siempre es posible mejorar la gestión, de forma que el dinero gastado por el Ayuntamiento tenga un mayor rendimiento. Ellos han dicho que no a aliviar el bolsillo del vecino, pero se permiten perder subvenciones de la Comunidad de Madrid como denunciamos en el pleno de noviembre.

En ese mismo pleno hemos descubierto cómo han mentido durante años a los ripenses con los retrasos en la construcción del Centro de Salud del Barrio de La Luna. En los dos años perdidos han tenido tiempo para declarar “Emergencias Sanitarias”, pero no lo han encontrado para contestar a los requerimientos de la Comunidad de Madrid sobre el terreno en el que debería estar construido este equipamiento tan esencial. Han centrado su esfuerzo en hacernos creer que hay dos bandos -Rivas y la Comunidad de Madrid-, en vez de resolver el problema solucionando las gestiones mal hechas desde nuestro Ayuntamiento.

Durante la pandemia, el equipo de Gobierno ha llegado tarde a todo. No ha repartido mascarillas como otros municipios, no ha hecho cribados masivos, no ha atendido a los vecinos que lo necesitaban. Nosotros, en nuestras enmiendas al presupuesto, apostábamos por reforzar las ayudas a familias y empresas. No podemos continuar siendo un Ayuntamiento que esté a la espera de lo que hacen el resto de administraciones. Queremos un consistorio que se sitúe por delante de las necesidades del ripense, que prevea los problemas. Nuestras familias y comercios han vivido un cataclismo que ha afectado a la liquidez de sus cuentas y, por eso, es necesario darles instrumentos para que los números se tornen verdes de nuevo. Pero el equipo de Gobierno de Rivas ha dicho no, quiere continuar con su receta: la inacción ante el problema, para luego poder declarar la emergencia correspondiente que le sirva como trinchera.

Otra asignatura pendiente en Rivas es la accesibilidad, nuestro equipo de Gobierno ha demostrado en múltiples ocasiones que no es una de sus prioridades. Nosotros apostamos por vecinos libres e iguales, por eso trabajamos en una política clara de cero barreras arquitectónicas. Ellos, en este tiempo, no han avanzado en este tema, no han querido escuchar las necesidades de los vecinos y barreras como la puerta de la piscina del Cerro del Telégrafo que continúa siendo una frontera infranqueable para muchas personas.

Nosotros rechazamos el engaño, la mentira y la mordaza. Llevamos desde el inicio de la legislatura tendiendo la mano, ofreciéndonos para llegar a acuerdos, intentando que el consenso prime sobre el enfrentamiento porque creemos que esa es la única forma de avanzar. Queremos que Rivas sea ejemplo de política útil, para dejar un Rivas mejor al final de la legislatura.

Bernardo González Portavoz de Ciudadanos Cs

También te puede interesar