La planta de gestión de lodos situada en Loeches, ha tratado 420.000 toneladas de lodo en 2021 procedentes de la depuración de aguas sucias que realiza Canal de Isabel II.

De este volumen, unas 243.000 fueron sometidas a un proceso de secado térmico, tanto en la Unidad de Tratamiento de Lodos de Loeches, como en la instalación ubicada en la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) Sur; 159.000 tuvieron una aplicación agrícola directa, y 18.000 se compostaron.

Gracias al trabajo realizado en estos dos centros, el porcentaje de lodos higienizados, es decir, tratados para su recuperación y reutilización por Canal de Isabel II, fue del 62% en 2021, y el objetivo es llegar al 70% este año.

AUTOCONSUMO ENERGÉTICO

Esta planta, inaugurada en 2010, recibe aproximadamente 83.000 toneladas de lodos cada año. De ellas, en torno a 65.000 se tratan en las instalaciones de secado térmico y el resto son mezcladas con poda para obtener 13.000 toneladas de gránulo seco y 5.400 de compost.

Además de transformar los residuos en fertilizantes agrícolas, este centro genera cerca de 113.000 megavatios hora. El 12% de esta electricidad cubre la demanda de toda la planta y el resto es entregado a la red.

De hecho, el Canal de Isabel II produjo 420 GWh en 2021, su récord histórico en producción de energía limpia y de alta eficiencia. Esto le permitió satisfacer el 86,7% de las necesidades eléctricas de la empresa pública y acercarse al objetivo de llegar al total autoconsumo antes de 2030.

La electricidad que produce la entidad pública procede de más de 40 instalaciones. En concreto, de 9 centrales hidroléctricas, 9 microturbinas instaladas en distintos puntos de la red de abastecimiento, 16 de sus depuradoras, 2 plantas de cogeneración, 3 saltos de agua y 2 EDAR con paneles solares fotovoltaicos.