La Inspección de Trabajo reclama a la Consejería de Sanidad limitar la carga de trabajo en Atención Primaria

 

SATSE, CCOO, AMYTS, CSIT y UGT creen que el Gobierno Autonómico ha perdido una gran oportunidad para instaurar unas condiciones laborales adecuadas para los trabajadores de Atención Primaria.

 

En la nota de prensa del pasado 22 de noviembre de 2022, suscrita por los cinco sindicatos de la Mesa Sectorial, se informaba de las negociaciones que las organizaciones sindicales habían llevado a cabo durante un año con la Consejería de Sanidad y en la que se había llegado a un acuerdo para limitar la carga de trabajo en Atención Primaria.
Acuerdo que la Consejería se ha negado a firmar en el último momento, informan los sindicatos.
Ante la negativa de la Administración sanitaria a negociar, la Inspección de Trabajo emitió, el pasado jueves 24 de noviembre, un requerimiento a la Consejería de Sanidad en el que se expone, según informan los sindicatos, que:
• Se proceda a diseñar una adecuada planificación preventiva para eliminar o reducir, y controlar los riesgos ya identificados y que son extrapolables al sistema de atención primaria, incluyendo para cada actividad preventiva el plazo para llevarla a cabo, la designación de responsables y los recursos humanos y materiales necesarios para su ejecución,
• En la adopción de dichas medidas con carácter general, y en materia de cargas de trabajo en particular, se prestará especial atención a las situaciones de aquellos centros de trabajo que de manera permanente o puntual tiene una carencia significativa de personal.
• Plazo: de 1 mes desde la notificación de la propuesta de requerimiento para el diseño de la citada planificación preventiva en los términos indicados.
Desde las Organizaciones Sindicales creen que “la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, ha perdido una gran oportunidad para instaurar unas condiciones laborales adecuadas para los trabajadores de Atención Primaria”. Añaden que “el rechazo injustificado y unilateral de la Consejería de Sanidad, tras un año de negociación, a la firma de un acuerdo beneficioso para los profesionales de Atención Primaria, pone de manifiesto una vez más, la falta de importancia que para esta Consejería tienen las condiciones en las que trabajan todos los profesionales de la Sanidad Pública en general y de la Atención Primaria en particular y su falta de compromiso para dar solución a los graves problemas de sus trabajadores.”