El consejero de Políticas Sociales de la CM, Javier Luengo de la Comunidad de Madrid dice que todas las instituciones trabajan dentro de sus competencias para buscar soluciones para los cortes de luz en la Cañada Real, y que si en sus competencias y “posibilidad” estuviese “dar la luz, ya estaría dada”.

Los cortes afectan a alrededor de 4.000 vecinos, la mitad de ellos niños.

La diputada de Más Madrid ha reprochado al consejero que estos menores no tienen derecho a un entorno saludable, a una ducha caliente, y tienen limitado el derecho a la educación.

“Están desprotegidos”, ha resumido.

Por ello, ha urgido a la Comunidad de Madrid a cumplir “su obligación” de realojar a las familias de la Cañada, y le ha dicho al consejero que la Declaración Universal de Derechos del Niño señala que los menores tienen que estar protegidos “contra cualquier tipo de abandono”, por lo que su competencia es proteger a estos 2.000 niños “abandonados en un asentamiento”.

Según la parlamentaria de Más Madrid, la Comunidad no lo hace porque “no hay empresa que resuelva la papeleta de la Cañada”, y el Gobierno madrileño “no sabe gestionar sus competencias sin una empresa que se lucre”.

Luengo le ha respondido a la diputada que en la Cañada Real viven 1.812 niños y adolescentes, en el sector quinto y sexto, que son los que tienen principalmente el problema, y en el caso de los que se encuentran en situación de desamparo la Comunidad asume su tutela para “asegurar y garantizar su integridad”

También te puede interesar