Izquierda Unida de Rivas Vaciamadrid muestra de nuevo su firme apoyo a la FAPA de Rivas, la Plataforma de Emergencia Educativa y las AMPAS de los centros afectados por la falta de planificación del gobierno regional ante el nuevo proceso de escolarización para el próximo curso. Por ello, una vez más “denunciamos las políticas educativas del gobierno de la Comunidad de Madrid, cuya falta de planificación en las infraestructuras educativas ha supuesto que nuestra ciudad esté en emergencia educativa y que volvamos a los barracones”, señalan desde la organización.

Izquierda Unida anima a toda la población a sumarse, el próximo domingo 3 de abril de 11 a 17 horas, a la jornada reivindicativa que tendrá lugar en la parcela destinada a la construcción del nuevo centro Mercedes Vera (Avda. de Levante con 1º de Mayo).

Un año más arranca este proceso de matriculación con un déficit acumulado de plazas en los centros de la ciudad en todos los niveles, ya de por sí masificados en procesos anteriores, y sin medidas efectivas por parte de la administración competente.

De nuevo la solución planteada por la consejería de Educación de la Comunidad de Madrid parece pasar por habilitar nuevas aulas en centros que en muchos casos ya habían perdido espacios comunes como laboratorios, aulas de música o bibliotecas, o por la implantación de nuevos barracones, que ya se han convertido en parte del paisaje con el que se educan nuestras hijas e hijos.

Para Izquierda Unida especialmente sangrante es el caso de los CEIP Dulce Chacón y Mercedes Vera, que continúan obligados a compartir las instalaciones del primero, claramente insuficientes para cubrir las necesidades de un número de alumnos y alumnas mucho mayor que el planificado. Esto es porque la administración regional no sólo es incapaz de iniciar la construcción del nuevo centro educativo sino que además ha rechazado reiteradas veces la propuesta de Rivas de adelantar la construcción del mismo con recursos municipales.

A los dos barracones que ya ocupan buena parte del patio central del CEIP Dulce Chacón limitando el espacio de recreo, con toda probabilidad se sumarán más módulos o se eliminarán más espacios comunes para dar cabida a un nuevo nivel de este colegio sin construir, situando al alumnado, profesionales y familias de estos centros en una situación insoportable de masificación y pérdida de calidad para el desarrollo del proceso educativo. Otro ejemplo más lo tenemos en el CEIPSO La Luna que continúa en obras y llegará a septiembre con ellas en marcha, condicionando un curso más a un alumnado que convivirá con excavadoras y barracones buena parte de su ciclo educativo.

Desde IU Rivas reiteran  el rotundo rechazo a estas políticas regionales sostenidas en el tiempo que atentan contra el derecho fundamental a la educación y su intención de ponerse, como siempre, a disposición de la comunidad educativa, ya en lucha desde hace años, para apoyarles en las acciones que están poniendo en marcha.