El 20/01/2022, miembros de Rivas Aire Limpio, e invitados, tuvimos una reunión en la sede de Rivas de Econward, con su Director General y el Director Comercial. Se celebró a iniciativa de Econward, pues conocían nuestra posición sobre su tecnología, por los medios locales y por nuestro blog (http://rivasairelimpio.blogspot.com/2021/10/el-futuro-de-la-gestion-en-rivas-de-los.html).

Nos informaron de que son una empresa distinta a Ecohispánica, a la que han comprado algunas patentes y con la que no comparten su orientación de preparar los residuos para la incineración. Utilizan la nave de Rivamadrid a través de un contrato de alquiler.

Venden un autoclave conocido como BIOMAK®, que trata los residuos municipales con contenido orgánico, recogidos selectivamente o mezclados (resto), aunque prefieren que no haya residuos no orgánicos. Mediante vapor de agua a presión, alta temperatura y movimiento, disgrega y esteriliza los residuos.

Autoclave Biomak

Separan mediante cribado los de menor volumen, que llaman biomasa o bioresiduo. Son los que contienen la mayor parte de la materia orgánica. La parte de mayor volumen, a la que denominan CSR (Combustible Sólido Recuperado) podría tener como destino la incineración, coincineración o el vertedero, una vez retirados los metales. 

Biomasa tras Biomak a partir de residuos de Madrid ciudad

CSR tras Biomak a partir de residuos de Madrid ciudad

                                                                                                   

El bioresiduo obtenido se puede tratar para obtener gas metano. También se obtendría un residuo sólido llamado digestato, que en función de su calidad podría utilizarse para la agricultura; y un digestato líquido que, en buena parte, puede usarse en el proceso de separación de la biomasa; además de otros residuos, líquidos y sólidos.

El gas metano producido puede tener dos aplicaciones: a) como combustible para un motor CHP, que genera energía eléctrica y calor simultáneamente, calor que se aprovecharía para el proceso de termohidrólisis; o b) vertido a la red de suministro de gas, previa depuración.

Estamos pendientes de recibir la información detallada de los análisis del digestato y de sus posibles aplicaciones en la agricultura.

Datos objetivos del sistema Biomak:

➢ Masa de residuos tratados: 63.000 toneladas/año.

➢ Precio: unos 5 millones de euros.

➢ Puestos de trabajo necesarios: 2 personas

Valoración ambiental general del sistema Biomak para el tratamiento de la fracción orgánica de los residuos municipales.

Según nos explicaron, la producción de metano a partir de residuos orgánicos se ve favorecida por la tecnología Biomak.

En Madrid (Valdemingómez), donde se hace recogida separada de la fracción orgánica, aunque con muchos impropios (23%), disponen de digestores para la biometanización, experiencia y medios para el aprovechamiento del gas metano. En casos de este tipo, el uso de Biomak podría introducir una mejora en el rendimiento actual de producción de metano.

Pero en una valoración ambiental general no podemos olvidar que, dependiendo de la calidad de los residuos, los digestatos sólidos y líquidos pueden contener contaminantes que no permitan su uso agrícola y menos si la agricultura pretende ser ecológica. Por lo que, junto a los CSR no metálicos, tienen una gran probabilidad de acabar en incineradoras o vertederos.

Además, el metano también puede contener impropios y su combustión puede emitir contaminantes a la atmósfera en mucha mayor medida que el compostaje, donde buena parte del carbono vuelve a la tierra.

Por otra parte, el sistema Biomak consume gran cantidad de agua y de energía para producir el vapor y el calor que necesita el autoclave, si no se usan los motores CHP.

Consideramos que la utilización de residuos para producir energía contradice la necesidad de reducir al máximo los residuos y podría estimular su producción.

Defendemos, por tanto, el compostaje aerobio para el tratamiento de la materia orgánica por su menor coste y por la mayor generación de empleo, pero sobre todo por su gran beneficio ambiental: obtención de un compost de calidad, que sustituya a los actuales fertilizantes químicos. Su uso mejorará no sólo la calidad del suelo, sino que ayudará a luchar contra la desertificación y la emergencia climática, pues el uso del compost supone captura de carbono en suelo.

La obtención de energía debe ir por detrás del compostaje, no en primer lugar.

¿El sistema Biomak es de aplicación en Rivas?.

En nuestra opinión, no. Por varios motivos:

➢ La capacidad del autoclave Biomak es de 63.000 toneladas de residuos orgánicos al año, muy superior a la cantidad que produce Rivas. Sería necesario contar con los residuos de otros municipios.1.

➢ El sistema es incompleto y caro. Necesita un autoclave y añadir al mismo digestores de producción de metano y sistemas para su aprovechamiento. Es una opción que hipoteca las posibilidades de cambiar a otras formas de tratamiento pues, una vez hecha la inversión hay que utilizarla, al menos, durante su vida útil.

➢ Es un sistema centralizado que obliga a concentrar en un punto los tratamientos, lo que origina gastos de transporte, molestias y emisiones para el vecindario próximo.

➢ Es un sistema fuertemente automatizado que genera muy poco empleo.

Para la fracción orgánica de los residuos de Rivas Vaciamadrid proponemos un compostaje aerobio descentralizado.

El compostaje aerobio no produce apenas metano, sí emite CO2 y vapor de agua. Es económico, flexible, adaptado a la necesaria reducción de desperdicios alimentarios. La separación en origen facilita el aprovechamiento del resto de residuos municipales. El compost es un magnifico fertilizante para las importantes fincas agrícolas de Rivas, las agroecológicas, el Parque Regional, los huertos y jardines urbanos. La producción del compost generaría un importante volumen de empleo. Además de ayudar frente a la emergencia climática y ecológica, pues el uso del compost supone captura de carbono en suelo.

Ventajas del modelo que proponemos:

  • • Evita los desplazamientos de los residuos orgánicos, mediante el autocompostaje doméstico y comunitario en todo el municipio, incluidos comedores colectivos y hostelería. Ahorran el coste del transporte de la recogida (grandes camiones y distancias) y del tratamiento (tasas de la planta de Loeches). Crea mucho empleo en maestras compostadoras comunitarias.

  • • Para el compostaje centralizado: Separación en origen adecuada y recogida adaptada a las configuraciones urbanísticas. Para los residuos orgánicos que no sean sometidos al autocompostaje, los sistemas más eficientes de recogida selectiva son en este orden: Puerta a Puerta y 5º contenedor cerrado.

  • • Pequeñas plantas centralizadas de compostaje aerobio y agrocompostaje. Para tratar los residuos orgánicos recogidos separadamente, que no hayan sido tratados por el autocompostaje colectivo o doméstico, proponemos la creación de tres plantas (de entre 1000 y 3000 Tm/año) de compostaje aerobio. Una en cada uno de los tres barrios de Rivas Vaciamadrid. Los residuos de los comedores colectivos podrían ser aportados a fincas agrícolas de Rivas para hacer agrocompostaje, con apoyo municipal.

  • • Distribución del compost. El compost producido en el compostaje comunitario puede ser utilizado por los propios vecinos en sus jardines y huertos urbanos. El compost de las plantas puede usarse en los huertos agroecológicos, viveros y fincas agrícolas de Rivas-Vaciamadrid. El compost sobrante puede destinarse a la jardinería pública de la ciudad y a proyectos de reforestación del Parque Regional del Sureste.

Sin embargo, la última palabra sobre si se aplica o no el sistema Biomak es del Ayuntamiento, que debe aclarar si tiene intención de usarla o no.

¿Y qué pasa con Ecohispánica?

El último convenio de Rivamadrid con Ecohispánica venció en septiembre de 2019 y establecía un plazo de un año para desensamblar la planta.

Suponemos que Ecohispánica hizo un traspaso del contrato de alquiler que tenía hacia Econward y esto no pudo ser sin conocimiento de Rivamadrid y del Ayuntamiento. El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid no dio a conocer este cambio, ni a la ciudadanía ni al pleno municipal. ¿Se quería evitar el coste político de reconocer una apuesta por Ecohispánica completamente absurda, que ha perjudicado a quienes pusieron su confianza en ese sistema, en especial las poblaciones y las autoridades de Temuco/Lautaro (Chile) y los costes económicos que ha tenido para Rivas Vaciamadrid?. Ocultación que se mantuvo incluso en noviembre de 2020, cuando se aprobó la moción municipal sobre «el futuro de la Planta de Tratamiento de Residuos, así como el destino de la nave en la que está instalada», en la que nada se decía de los cambios en la titularidad de los contratos de alquiler.

El Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid debe reconocer públicamente que fue un error colaborar con Ecohispánica, que se dedicó a impulsar la incineración de residuos en muchos sitios y dirigirse a las autoridades chilenas de Temuco y Lautaro para ofrecer su ayuda, con el objeto de reparar el daño causado.

Comisión Ciudadana de Compostaje en Rivas-Vaciamadrid

En Rivas-Vaciamadrid a 21 de febrero de 2022

1Los propios directivos de Econward nos informaron de que habían dado a conocer el proyecto a Rivamadrid pero, por las dimensiones, no lo veían de aplicación en Rivas Vaciamadrid.