La incidencia de covid-19 entre las personas vulnerables baja de 500 casos en el inicio de agosto.

El Ministerio de Sanidad notificó este martes una incidencia acumulada a 14 días de 475,95 casos de covid-19 por cada cien mil habitantes en la población vulnerable, 82,32 menos que el viernes. Del mismo modo, la presión hospitalaria se relaja, con los ingresos en planta por debajo de 8.000 y menos de 450 personas en UCI.

Actualmente, hay 13.245.996 casos (19.417 comunicados desde el viernes) y 110.713 muertes registradas por coronavirus desde que comenzó la pandemia en España, según el parte publicado por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes) con la nueva metodología.

El informe presenta la incidencia acumulada en el sector de la población con edad igual o superior a 60 años, un guarismo que este martes se sitúa en 475,95 casos por cada cien mil habitantes a 14 días, 82,32 menos que el viernes, cuando registró 558,27.

Por edades, las personas que tienen más de 80 años concentran la mayoría de los contagios, con una tasa de 722,71, seguidas de quienes tienen entre 70 y 79 años (485,46), y entre 60 y 69 (340,35).

En los hospitales españoles se ha observado un descenso en los ingresos, hasta los 7.836, 597 menos que el viernes.

Por su parte, en las UCI se ha registrado una caída de los ingresos, colocándose esta cifra en 431, 29 menos que el viernes, que ocupan el 4,96% de las camas. La mayor saturación en UCI se da en Cataluña, donde alcanza el 8,56%; Madrid, el 8,28%; País Vasco, el 8,20%; y Castilla-La Mancha, el 7,16%.

Las muertes en la última semana son 273. Desde entonces, las regiones con más casos de este tipo son Canarias (40), Comunidad Valenciana (38) y Madrid (32).