QUE ENTENDEMOS POR CORRUPCIÓN.

Entendemos por corrupción aquella acción humana que transgrede las normas legales y los principios éticos, su objetivo es hacerse de un beneficio económico indebido con consecuencias que afectan gravemente al desarrollo social.

La magnitud de la afectación social es tal, que podría ejemplificarse como el veneno que corroe a las instituciones del Estado e indudablemente deteriora su salud al extremo de causarle la muerte.

Son la corrupción y la impunidad, los grandes males que nos aquejan, porque rompen con el principio de legalidad y ello resta credibilidad, debilita y atormenta al Estado de Derecho, convirtiendo el tema en un problema de gobernabilidad.

Un Estado Social y Democrático de Derecho es la antítesis de un Estado corrupto, esto es así, porque en el primero se coloca al ciudadano en el centro y motor de sus intereses, posicionando el interés colectivo en el objetivo y meta por alcanzar, en cambio en el Estado Corrupto, lo primordial es satisfacer el interés de unos cuantos, sin importar el daño y prejuicio provocado a la gran mayoría.

En efecto, la dignidad humana y el desarrollo integral de las personas son metas que persigue el Estado Social y Democrático de Derecho a través de todas sus instituciones, las cuales trabajan y se interrelacionan conformando planes a corto, mediano y largo plazo, así como programas estructurales que respetan en todo momento los derechos humanos, el principio de legalidad y la absoluta transparencia de los recursos públicos.

En cambio, en un Estado Corrupto, donde lo importante es el beneficio económico irregular, tramposo y oculto en prejuicio del resto de ciudadanos, ¿cómo podría una sociedad perdurar en el tiempo?, más aún, ¿cómo podría crecer, desarrollarse y progresar sin recursos públicos? La respuesta es simple: No podría.

En esa relación de ideas, significa que el Estado corrupto está destinado a disolverse o refundarse, en definitiva, no es posible que una sociedad pueda crecer, desarrollarse y progresar con corrupción.

Ese es el grave problema de los casos de corrupción, más allá de las consideraciones éticas o filosóficas, la corrupción trastoca y deteriora en su totalidad el propósito y esencia del Estado, afectando mientras tanto de manera directa y contundente a los grupos vulnerables que conforman la sociedad.

El origen de la corrupción. Se distinguen tres tipos de ciudadanos.
Ciudadano 1º: es una persona con valores, para el que honradez y honestidad son palabras que motivan las acciones diarias del ser humano, que nunca admitirá la corrupción es su vida diaria.
Ciudadano 2º: es gente con valores, pero ven casi a diario titulares de casos de corrupción de la clase política y se sienten engañados, estafados, y quizá por venganza hacía esta clase política, cometen acciones fraudulentas ellos mismos, ya que tienen la perfecta excusa para justificarlas.

Ciudadano 3º su problema viene de la educación desde casa. Los niños tienen como principales modelos a seguir al padre y a la madre y aquí está la raíz del problema, ya que para la mayoría de las personas adultas todo lo conseguido fácil, rápido o gratis (no importa cómo, con trampas o engaño incluso), es motivo de regocijo y no de vergüenza: cuanto más consigues de esta forma, más listo eres, hasta llegar a presumir de ser el mejor tramposo.

Resultado: El empresario hace trampas para pagar menos, el trabajador intenta trabajar lo menos posible, el estudiante hace trampas para copiar, el sindicalista utiliza el crédito horario para asuntos personales y a todos los niveles la evasión fiscal.  En España estamos rodeados de corruptos a todos los niveles.

Muchos piensan que son víctimas de la corrupción política, cierto, pero ellos son igual de corruptos.

Todos podemos ser Ciudadano 1º si tenemos la fuerza y la voluntad para serlo.

Cuales son los más destacados  generadores de corrupción:

– Las enmarañadas disposiciones legales y la tramitomanía.

– La indiferencia ciudadana.

– El ejercicio antiético de la labor periodística.

– La ineptitud  o negligencia de los entes fiscalizadores.

– El narcotráfico.

– La subversión delincuencial.

-Disposiciones legales internas, incoherentes con las disposiciones legales  internacionales.

– Los paraísos fiscales y

– La impunidad.

– Y en nuestro país, el perdón social a los corruptos, que son sistemáticamente reelegidos para cargos en las instituciones públicas, aunque socialmente se conoce sus actitudes corruptas.

ES ESPAÑA UN PAÍS CORRUPTO. El enlace los 13 países más corruptos de la Unión Europea y España está entre ellos.

https://www.businessinsider.es/estos-son-13-paises-corruptos-union-europea-370185