Con asistencia de más 150 personas de toda la geografía, socios/as y simpatizantes, Europa Laica ha celebrado su XX Aniversario 2001-2021, coincidente con la conmemoración del Día Internacional del Laicismo y la Libertad de Conciencia que todos los años tiene fecha fija en el 9-D. El acto se celebró el pasado sábado 11 de diciembre en el Círculo de Arte, de Toledo, antigua iglesia mudéjar desacralizada, lugar de la Inquisixión. Hoy centro de referencia cultural y de ocio. Se retransmitió por streaming y se encuentra en Youtube.

El acto tuvo una parte institucional, interviniendo Juanjo Picó, Presidente de Europa Laica, y los ex-presidentes Francisco Delgado y Antonio Gómez Movellán, reconociendo el recorrido de la andadura asociativa realizada y comprometida por la laicidad del Estado, con sus luces en cuanto a la implantación de Europa Laica y su reconocimiento y marca a nivel estatal e internacional, todo ello resumido en la revista editada al efecto que se repartió a los presentes. Junto a ello, reconociendo avances en derechos de libertad de conciencia conseguidos en estos años, pero haciendo referencia a los importantes retos que aún tenemos por causa de las rémoras de un nacional-catolicismo que impregna -y de qué manera- muchas de las instituciones, legislaciones y comportamientos de cargos públicos, en clara vulneración de la aconfesionalidad constitucional.

Otorgamos el Premio Vinagre 20121 de Europa Laica a una de estas rémoras como ha sido -y sigue pendiente- el escándalo monumental del expolio de las inmatriculaciones  realizadas por la jerarquía eclesial de todo tipo de bienes, más de 100.000. Este Premio fue concedido ex-aequo a las dos principales instituciones implicadas: a la Conferencia Episcopal Española, por usurpadores con avaricia sin límite; y a los Gobiernos de la democracia, por cómplices necesarios mirando a otro lado.

Esta parte del acto terminó con la lectura del Manifiesto de Europa Laica sobre el XX Aniversario y el 9-D. Se adjunta.

Después de una copa de cortesía y fraternización, en la parte festiva del acto disfrutamos con la performance de Leo Bassi, payaso crítico gran defensor de las libertades, con el conjunto musical Martina Karsch en concierto y con las viñetas gráficas incisivas de Goval, artista plástico cordobés, que decoraban el local.

Esta celebración supone un alto puntual en el camino, pero con un llamamiento de futuro a las fuerzas políticas a que asuman la responsabilidad que les compete en avanzar en la laicidad del Estado que no es otra cosa que avanzar en una democracia más plena. Y a la ciudadanía en general y otros colectivos a sumarnos en este empeño.

También te puede interesar