Buscar

José Luis Sánchez-Migallón, del Ateneo Republicano de Rivas: “Reivindicamos un republicanismo del siglo XXI”

José Luis Sánchez-Migallón

Con ocasión de las jornadas republicanas, hablamos con el presidente del Ateneo de Rivas sobre las actividades de la asociación y sobre qué significa ser republicano hoy.

Libertad, igualdad y solidaridad. Son los valores que presiden las charlas, conciertos o los cuentacuentos que organiza cada mes el Ateneo Republicano de Rivas. Esta asociación dio sus primeros pasos en 2020 y, con todo el respeto al pasado, pretende tejer un proyecto de futuro, “un republicanismo del siglo XXI”, tal y como resume su presidente José Luis Sánchez-Migallón, al que ya se han incorporado debates actuales sobre el feminismo, la ecología o los derechos humanos. 

Cada 14 de abril, los republicanos y republicanas conmemoran el aniversario de la proclamación de la II República española. En Rivas, esta celebración se traduce en varias actividades cuya primera parada es la Fiesta Republicana Unitaria, que tiene lugar el 13 y 14 de abril en La Casa + Grande y que organizan el Ateneo Republicano de Rivas, IU, PCE, La Seta Roja y Jarama 80. 

Además, el Ateneo ha planificado también un concierto republicano para el próximo 27 de abril que contará con la banda Carrickfergus. Habrá música en directo, barra y sorteos de artesanía. Las entradas se podrán adquirir una hora antes del concierto o en la propia fiesta republicana del 13 y 14 de abril por un donativo de cinco euros. 

Con ocasión de las jornadas republicanas, hablamos con el presidente del Ateneo, Jose Luis Sánchez-Migallón, sobre las actividades de la asociación y sobre qué significa ser republicano hoy.

-¿Qué es el Ateneo Republicano de Rivas?

Se creó hace ya más de tres años con la intención de ocupar un espacio que creíamos que no estaba cubierto en nuestro municipio, como es el de agrupar a todos aquellos ciudadanos de Rivas que tengan cierta sensibilidad sobre los temas que una república, o la república que nosotros queremos, debe de promover.  Es cierto que hay partidos políticos que también se declaran republicanos, pero un Ateneo republicano, en el sentido que nosotros le queríamos dar, es abierto totalmente sin exigir ninguna militancia previa de ningún partido político. En el Ateneo hay personas que militan y otros son ciudadanos que, simplemente, se identifican con los valores republicanos tradicionales. También creo que el republicanismo hoy amplía mucho más el espectro de temas a tratar, como pueden ser el feminismo, la ecología, los derechos humanos, los derechos animales u otras cosas que creemos que son importantes de reivindicar en el republicanismo del siglo XXI. Por eso nos decidimos unos cuantos a crear ese espacio que creo que poco a poco se va consolidando.

-Estamos en abril, un mes especialmente significativo porque se conmemora la II República española, ¿qué actividades organiza el Ateneo? 

Efectivamente, el mes de abril es el mes republicano. Como Ateneo promovemos varias actividades, aunque sobre todo queremos poner el acento en que somos un espacio abierto. El año pasado hicimos junto a Izquierda Unida y el Partido Comunista una fiesta republicana unitaria y este año volvemos a repetir. No somos excluyentes, nuestro llamamiento es a toda la población que se sienta identificada con esos valores republicanos a que se sumen a los actos, que van a ser de todo tipo. Por ejemplo, habrá también actividades para niños porque el sector infantil hay que cubrirlo.

Queremos ahondar en la idea- yo creo que equivocada- que a veces se tiene de que el republicanismo es una cosa de gente ya mayor que reivindica la II República del siglo pasado. Nosotros queremos una república mirando al futuro y para ello tenemos que contar con más personas. Por eso, hago un llamamiento abierto para este 13 y el 14 de abril en La Casa + grande, donde habrá actividades, coloquios, entrega de premios republicanos… Serán jornadas festivas y reivindicativas y creo que va a ser muy importante contar con la opinión de los ciudadanos y ciudadanas sobre la república. Queremos saber qué esperan o qué les gustaría. Aunque sabemos que la reivindicación de la Tercera República no va a ser algo inmediato- porque se tienen que dar determinadas condiciones- es bueno que se vaya incidiendo en ese horizonte republicano que ojalá más pronto que tarde llegue.

-La república española se sigue asociando a sectores de izquierda quizá por ese recuerdo a la Segunda república, ¿vosotros pensáis que es una idea que hay que trascender y que tiene que haber un proyecto de república que abarque a más gente?

Las personas que estamos en el Ateneo Republicano no hemos tenido la experiencia de vivir en la II República. La hemos conocido a través de la lectura de libros, de enseñanzas de nuestros padres o abuelos que sí la vivieron o de testimonios que hemos escuchado. Es cierto que creo que tenemos que tener una visión lo más amplia posible porque tienes que contar con muchísima gente que esté de acuerdo con un proyecto republicano. La república parece que siempre se ha asociado a sectores ideológicos de izquierda, pero la historia también enseña que ha habido republicanos de derechas. Lo importante es la forma del Estado en la que sí tenemos que estar de acuerdo.

-Imagino que el republicanismo es mucho más que la ausencia de un rey… 

-Sí, claro. Pero es verdad que incidimos en esta cuestión por la propia realidad española.  Tenemos un rey en España que es un obstáculo para llevar a cabo cualquier proyecto republicano porque, evidentemente, la república nada tiene que ver con la herencia de un reinado. Además, todos sabemos cómo llegó Juan Carlos a ser rey: fue elegido a dedo, nunca se sometió a las urnas y fue un dictador quien le puso ahí. 

No se han atrevido a hacer sondeos para ver qué opina el pueblo español y, cuando los han hecho, se han llevado en secreto. Recuerdo que Adolfo Suárez dio a entender que había sondeos que apuntaban a una oposición al régimen monárquico. No salieron a la luz pública y no sabemos ni cuál era la pregunta concreta ni la contestación. 

-Tú perteneces a una generación donde se ha intentado ligar la figura de la monarquía con la democracia, ¿crees que se ha conseguido?

No. Es verdad que desde la monarquía y desde la derecha, que lógicamente es el principal soporte ideológico en el que se sustenta la monarquía española, se hacen muchos intentos de intentar asociar, en este caso, el reinado de Felipe VI con la democracia, o el de su padre, el rey emérito, con la democracia. Pero yo creo que hay pruebas más que evidentes de que hay muchísimo déficit democrático en este país. Además, en estos momentos se está poniendo más de manifiesto ese déficit , como en la judicatura, que es un soporte fundamental para dirimir las diferencias de interpretación sobre los temas legislativos. Te das cuenta de que está copada por gente del Partido Popular y Vox que están impidiendo, por ejemplo, la propia renovación del Consejo General del Poder Judicial porque ahí tienen su principal aliado. 

Los medios de comunicación también tienen mucha importancia a la hora de emitir determinados mensajes a la población. Estando en manos de quienes están es muy difícil que puedan llegar a la ciudadanía mensajes claros para que pueda contrastar y saber exactamente en qué queremos incidir los que nos llamamos republicanos, cuáles son nuestras pretensiones, nuestras reivindicaciones y de qué manera podríamos intentar revertir la situación de una monarquía parlamentaria en una futura tercera república.

-En los últimos años hemos visto al rey emérito de España viviendo en Abu Dabi, haciendo regularizaciones fiscales… y no parece que la Monarquía esté ampliamente cuestionada, ¿qué más tiene que pasar para que se produzca ese cuestionamiento o simplemente hay que aceptar que la ciudadanía lo apoya? 

Es una pregunta que yo también me la hago muchas veces. Hay mucha gente que se pregunta qué debe de pasar para que la ciudadanía llegue a exigir determinadas responsabilidades. Al rey emérito le protege la Constitución que le declara inviolable y los jueces no van a escarbar en ese tema. Además, ya lleva varios años fuera de España, pero ha venido a las regatas famosas de Sanxenxo, ahora a la boda del alcalde de Madrid y creo que la presencia del emérito va a ser cada vez más notable. 

Debe devolver todo lo que ha robado, no respaldarse en esa inviolabilidad que le da la Constitución y dar la cara, como cualquier español la daría si hubiese cometido los hechos que son conocidos por todos que ha cometido. No veo que venga aquí con la intención de pedir perdón, que es lo que tendría que hacer.

-Los jóvenes no parece que tengan como prioridad la idea de república, no parece que les interese mucho, ¿cómo podrían serles útiles los valores republicanos a su día a día? 

Creo que hay que hacer una crítica al comportamiento de las personas que nos denominamos republicanos. Para intentar inculcar valores a la juventud es fundamental la educación. Cuando nosotros hablamos con los jóvenes nos interesa saber cuál es la opinión y cuál es el grado de conocimiento que tienen de estos temas y nos damos cuenta, quizá con cierta pena, de que muchos no tienen ni idea de lo que supone una serie de valores que otra generación creemos que tenemos asumidos. Les hablas de república y no saben exactamente qué es: si es una forma de Estado o si es una reivindicación que ha nacido ahora o que viene de antes… Nosotros hablamos con los propios profesores de los institutos y con los estudiantes sobre esta cuestión y nos cuentan que sucede algo parecido a cuando yo estudiaba, que se empezaba con la prehistoria y nunca llegabas a la etapa del franquismo, que era en la que yo me crié. 

Los planes de estudio se elaboran en función de quién está en el poder y hay determinadas fuerzas que no van a propiciar el conocimiento entre la juventud para que sea crítica y que conozca qué es lo que pasó en la guerra civil, cuántos bandos hubo, cuáles fueron las circunstancias que llevaron a que hubiera una guerra donde había familias con gente en un bando y en otro. Creo que este tipo de conocimientos deberían ser obligatorios en las escuelas para que luego los chavales hicieran su propia reflexión y la debatieran con espíritu crítico. También en el propio núcleo familiar.

Y ya por último, una persona que pueda compartir los valores republicanos o que conozca el Ateneo Republicano de Rivas, pero que no se atreva a acercarse o no sepa cómo participar, ¿qué tiene que hacer? 

Es muy sencillo. Llevamos ya más de tres años en el Ateneo y hacemos actividades que publicitamos en nuestra web. El 13 y 14 de abril son una buena oportunidad para pasarse por la Casa + Grande y conocer el Ateneo. Yo invito a que se pasen, se ponga en contacto con nosotros y les explicaremos cómo pueden participar o ser socios. El Ateneo es un espacio abierto a toda la ciudadanía, independientemente de su adscripción política. Es un espacio independiente y abierto a todo tipo de pensamiento y colaboración y estamos deseosos de que la gente venga.

¡Difunde la noticia!

Noticias Relacionadas