Buenas tardes:

Nuevamente nos encontramos para hacer oír la voz de los ciudadanos de Rivas en relación al estado de la Sanidad Pública en general y de la Atención Primaria en particular en nuestra región. El Gobierno de la Comunidad de Madrid, que tiene transferidas todas las competencias en materia de Sanidad, continúa haciendo gala de una pésima gestión sanitaria que se demuestra día a día: usuarios que hacen largas colas para ser atendidos en su Centro de Salud o que pasan horas al teléfono para conseguir una cita, listas de espera quirúrgicas y diagnósticas cada vez más largas, demoras de meses en la obtención de cita con especialistas. Circunstancias que la Presidenta de la Comunidad explica acusando a los profesionales de vagos y boicoteadores para no reconocer que las verdaderas causas de esta situación son otras: un absoluto desprecio por lo Público y una defensa a ultranza de lo Privado que lleva más de 20 años gestándose y que ha llegado a su punto culminante con la pandemia.

Repasemos algunas de las últimas acciones perpetradas por los responsables de la Comunidad de Madrid en los meses de diciembre/enero:

  • No prever el colapso total de la Atención Primaria ante la 6ª ola Covid cuyas consecuencias han recaído fundamentalmente en este nivel de la Sanidad Pública
  • No solo no han reforzado los profesionales de todas las categorías en los Centros de Salud, sino que se han llevado algunos Auxiliares de Enfermería para aumentar el número de rastreadores y no cubren las bajas laborales que se están produciendo, llevando a los profesionales al agotamiento físico y psicológico y dejándoles como diana del comprensible hartazgo de los ciudadanos
  • Siguen cerrados los SUAP (Urgencias de Atención Primaria que atendían a los pacientes en el horario no cubierto por los Centros de Salud) desde hace casi 2 años (22 marzo de 2020) y no se pronuncian sobre su continuidad
  • Presentación del Anteproyecto de Ley llamada Ómnibus, aprobado por vía de Urgencia en plenas Navidades y en lo más álgido de la 6ª ola Covid y cuyo fin es mermar el control parlamentario al Gobierno de la Comunidad y facilitar las privatizaciones. Esta ley afecta a todas las Áreas del Gobierno madrileño (urbanismo, medio ambiente, infraestructuras, Sanidad…); concretamente en materia sanitaria da lugar a la creación de una Agencia de Contratación Sanitaria que tendría plena capacidad jurídica y de obrar y que permitiría eludir el control de la Asamblea, es decir, dar forma legal a las adjudicaciones de contratos que han venido realizando de manera opaca durante toda la pandemia
  • Absoluto abandono de nuestro municipio en cuanto a mejorar los Servicios Sanitarios que nos corresponden, dotándonos de las infraestructuras y medios humanos y materiales necesarios para atender a una población de casi 100.000 habitantes, que como todos sabéis pasan por la construcción de un Centro de Salud en el barrio de La Luna, un Centro de Especialidades y un Centro de Urgencias que venimos esperando desde 2018 y que ni están ni se les espera

El año pasado, en enero, nuestro comunicado era prácticamente igual que el que hoy leemos, poco hemos mejorado e, incluso, algunas circunstancias son peores. Por eso es necesario que los que creemos en una Sanidad Pública, Universal y de Calidad nos unamos y sigamos reclamando lo que es nuestro: nuestra salud y la de los nuestros está en juego. Continuemos luchando al igual que se está haciendo en los diversos barrios y municipios de Madrid. Esta Plataforma está abierta a todas y todos para conseguirlo.

Síguenos en las RRSS y participa con nosotros aportando tus ideas y tu fuerza.

La próxima concentración será el 7 de febrero en el CS 1º de Mayo