El sistema para detectar sobretensiones ha saltado por el uso de radiadores por la ola de frío

El sector V de la Cañada Real, se ha quedado otra vez sin electricidad en plena ola de frío al superarse la potencia máxima que permite UFD, la empresa distribuidora del grupo Naturgy, un uso monitorizado a través de reconectadores automáticos instalados tanto en este sector como en el VI para detectar sobretensiones.

Los vecinos de este sector, que lograron organizarse para tener luz controlando mucho el consumo, temían quedarse sin suministro cuando todos conectasen las estufas y radiadores ante la ola de frío, algo que se ha producido este miércoles.

«Sabemos que los reconectadores tienen mucha más capacidad de la que demandan. Llega el invierno y se incrementa el consumo un 50% y la línea se viene abajo«, ha denunciado el presidente de la Asociación de Vecinos del sector V, Ángel García Sánchez.

Por su parte, fuentes de Naturgy han explicado que «en ningún momento» han cortado ni limitado la potencia en el sector V de la Cañada, sino que lo que ocurre es que «saltan las protecciones de la red al haber un consumo sobredimensionado». Además, han recordado que no tienen «ni un cliente legal» en este sector.

El sector VI sigue por ahora sin suministro eléctrico y afronta un nuevo invierno con esta situación. Mientras tanto, la batalla judicial sigue en los tribunales y los realojos se producen a cuenta gotas.

Vecinos de los sectores V y VI de la Cañada Real Galiana se manifiestan frente a la Asamblea de Madrid Marta Fernández / Europa Press

El pasado 27 de octubre, los vecinos del sector VI presentaron una solicitud de contratos a UFD. En su respuesta, la compañía precisa que UFD está «en disposición de atender todas las peticiones de conexión a su red de distribución que vayan acompañadas de la documentación que exige la legislación».

El Pacto Regional por la Cañada Real Galiana firmado en 2017, fruto del acuerdo de todas las fuerzas políticas presentes en la Asamblea de Madrid, marca una hoja de ruta para la solución de este enclave chabolista –con medidas como realojos o renaturalizaciones– y en él están presentes tanto la Delegación del Gobierno como la Comunidad y los ayuntamientos afectados –Madrid, Coslada y Rivas–.

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, propuso en octubre, en una reunión mantenida con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, realojar a todas las familias de la Cañada en un plazo de tres años, a través de un presupuesto de 200 millones de euros entre todas las administraciones.

El Gobierno aprobará el martes 30 de diciembre en Consejo de Ministros un Real Decreto del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 para la concesión directa de 5 millones de euros para programas de realojo a familias en situación de vulnerabilidad social extrema de la Cañada Real Galiana, en Madrid.

Así lo ha comunicado este viernes el secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, a los ayuntamientos de Madrid y de Rivas Vaciamadrid y a la Comunidad de Madrid, en un encuentro celebrado en el Ministerio.

La semana pasada se fijó una hoja de ruta con más de una veintena de actuaciones. Se seguirán durante los próximos dos años en la antigua vía pecuaria. Incluirá el realojo de 160 familias del Sector 6. Desde el Ministerio se asegura que continuará trabajando con las administraciones para movilizar fondos que ayuden a acelerar el remedio definitivo. (E.P.)