El sector de la energía solar empleó en 2021 a 89.644 personas en España

La energía fotovoltaica continuó en 2021 en su posición de liderazgo en las tecnologías de generación instaladas a nivel mundial, tanto entre las renovables como entre las no renovables.

La potencia instalada de los proyectos en suelo de energía solar alcanzó los 3,5 GWp, un 21% más que en 2020.

En autoconsumo, la potencia aumentó hasta alcanzar los 1.203 MWh, un 102% respecto al año anterior.

La contribución directa de la fotovoltaica al PIB español fue de 4.916 millones de euros en 2021.

El sector fotovoltaico generó en 3.634 millones de euros en exportaciones, un 23% más que en 2020.

 

La energía fotovoltaica continuó en 2021 en su posición de liderazgo en las tecnologías de generación instaladas a nivel mundial, tanto entre las renovables como entre las no renovables, según el Informe Anual que la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) elabora cada año y que proporciona una visión profunda de la situación del sector. En España, durante el año 2021 se siguieron batiendo récords en el sector de la energía solar.

Con el subtítulo ‘Apuesta segura por la recuperación económica’, el informe de referencia del sector fotovoltaico español destaca que en 2021 la energía solar mantuvo su posición de liderazgo en las tecnologías de generación instaladas a nivel mundial, alcanzando una capacidad instalada de 175 GW. Esta cifra supone un incremento del 21% frente a 2020, superando los 100 GW instalados por quinto año consecutivo.

“Nos encontramos en un momento clave para la consecución de la transición energética y para la reactivación de nuestro país. La energía fotovoltaica atraviesa un momento emocionante, dinámico, en el que podemos liderar un proceso de transformación y transición a un modelo más competitivo y descarbonizado. España tiene todo lo necesario para liderar una revolución energética que en 2021 se afianzó gracias al aumento de la competitividad de la tecnología fotovoltaica, al impulso de los Fondos de Recuperación de la Unión Europea para autoconsumo y al aumento de la conciencia en la ciudadanía española.”, ha recalcado Rafael Benjumea, presidente de UNEF.

La fotovoltaica a nivel mundial

Estas cifras son el resultado de un crecimiento exponencial en todos los continentes. China volvió a posicionarse como el mercado con mayor capacidad instalada anual, representando el 31% del total mundial. Concretamente, se instalaron 55 GW fotovoltaicos, frente a los 48 GW de 2020. Tras China, se situó Estados Unidos, que instaló 26,9 GW, superando casi el total instalado por los estados miembros de la Unión Europea.

Respecto al conjunto de las renovables, de nuevo 2021 fue un año de gran impulso para la transición energética en el que se instalaron, según IRENA, 57 GW en energías renovables, aumentando la capacidad instalada total un 9,1%. La fotovoltaica fue en 2021 la tecnología líder entre las renovables y la más instalada a nivel mundial.

El crecimiento en la Unión Europea

En la Unión Europea, la energía fotovoltaica volvió a demostrar su fortaleza con un incremento de la capacidad instalada de 25,9 GW, un 34% más que los 19,3 GW instalados en 2020. De este modo, 2021 batió un nuevo récord histórico en el mercado solar situándose como el año con mayor instalación de la historia dentro del continente, superando 2011, año en el que se instalaron 21,4 GW.

Este año España siguió manteniendo la segunda posición de crecimiento del sector a nivel europeo, solo por detrás de Alemania, que instaló 5,3 GW. El país germano mantuvo un año más su posición de liderazgo (ostentado la mayor parte del tiempo en los últimos 20 años).

Las previsiones para 2025, según SolarPower Europe, señalan que habrá una potencia acumulada de 328 GW, duplicándose así cada cinco años hasta llegar a los 672 GW en 2030.

El caso español

En España, el año 2021 también fue un año histórico para el sector fotovoltaico. En plantas en suelo, la capacidad instalada alcanzó los 3,5 GWp, un crecimiento del 21% frente a los 2,9 GWp incorporados el año 2020. El autoconsumo tuvo un año récord, la potencia aumentó hasta los 1.203 MWn, suponiendo un aumento de más del 100% respecto al 2020 donde aumentó en 596 MWn.

En potencia instalada anual, se trató del segundo mejor año de la historia de nuestro país, demostrando de nuevo que hay un sector empresarial preparado para desplegar grandes cifras de capacidad, como las requeridas para cumplir los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

La tecnología fotovoltaica en 2021 aumentó su contribución al mix hasta el 8,1% y los primeros meses de invierno de 2022 se mantuvo en un 8%, por lo que se superará este porcentaje en el cierre del año. En cuanto al conjunto de las renovables, en 2021 incrementó su peso alcanzando el 20% de generación renovables, cuando tradicionalmente giraba entorno al 7%.

Contribución a la economía

El sector ha mostrado un año más que es una herramienta clave para la reindustrialización de España. En 2021, la energía solar dejó una huella económica alcanzó los 13.228 millones de euros, un 32% más que el año anterior.

Desde el punto de vista del empleo, la huella total en España ascendió a 89.644 trabajadores nacionales ligados directa, indirecta e inducidamente al sector fotovoltaico en 2021, de los que 21.596 fueron directos, 39.479 indirectos y 28.569 inducidos, respectivamente. Además, en 2021, el sector fotovoltaico generó en 3.634 millones de euros en exportaciones, un 23% más que en 2020.

Tecnología ‘Made in Spain’

Forma parte de esta intensa actividad económica el sector industrial fotovoltaico nacional. Aunque no sea muy conocido por el público general, la solar es una tecnología ‘Made in Spain’ pues hasta el 65% de los equipos se pueden fabricar en España.

Hay empresas españolas entre los diez mayores fabricantes a nivel mundial de inversores y de seguidores solares. El tercer mayor EPCista solar también es español. Todas las estructuras se fabrican en España y se exporta parte de la producción. Además, hay varias iniciativas de fabricación de módulos que pueden consolidarse en los próximos años.

Desafíos y oportunidades de la energía solar en España

Los datos del Informe Anual han puesto de manifiesto que la energía fotovoltaica atraviesa en España un momento clave, siendo la tecnología protagonista en la aceleración de la transición energética y la descarbonización de nuestro país.

Sin embargo, durante la presentación del Informe Anual de UNEF, la asociación sectorial ha querido poner el foco en los desafíos que todavía tiene que abordar el sector fotovoltaico español para seguir batiendo récords: cuellos de botella administrativos, gestión adecuada de las redes, sistema adecuado de fijación de precios, seguridad en la cadena de suministros, generación de mano de obra cualificada y mayor receptividad social.

En palabras de José Donoso, director general de UNEF, “los datos de 2021 que presentamos hoy son el resultado de un sector que trabaja duro por hacer bien las cosas. Pero nuestro trabajo no acaba aquí. Debemos hacer frente a los numerosos desafíos que tenemos por delante para seguir impulsando el desarrollo del sector fotovoltaico y aprovechar, de esta manera, todas las oportunidades asociadas a la industrialización de nuestro país. La energía solar tiene la capacidad de generar una transformación social importante, debido a su capacidad para crear empleo, a la vez que le ganamos la batalla a la emergencia climática.”