Hace dos años nuestra vida cambió. El confinamiento supuso cambiar muchos de nuestros comportamientos cotidianos y, durante varios meses, se abolieron los abrazos, los besos… Nos hicimos a la idea de que podíamos estar confinados en nuestra propia casa y elementos como la mascarilla se convirtieron en una pieza más de nuestro outfit diario. 

En aquellos meses, nos dimos cuenta de muchas cosas, pero hubo una que destacó sobre las demás: somos muy afortunados de estar sanos y de ser libres. La sensación en recogimiento obligado nos ayudó a poner en el valor que se merecen los planes al aire libre. De repente, los vecinos recuperaron la emoción por disfrutar de las zonas verdes, empezó a gustarnos hacer deporte en plena calle y disfrutábamos de los encuentros familiares en el exterior. 

Ya ha pasado algún tiempo y nos gustaría pensar que hemos sacado conclusiones positivas de aquella experiencia. Y, analizando las consecuencias de aquello, parece que, en cuanto al uso de los parques, la relación entre el vecino y las zonas verdes sigue siendo la misma. En el caso del deporte, mucha gente ha decidido que sus sesiones de actividad física las vivirá al aire libre. Por eso, en Ciudadanos hemos sabido leer esta nueva realidad y hemos propuesto que el Ayuntamiento de Rivas ofrezca un nuevo servicio municipal: los Cubo Gym.

Se trata de un contenedor de carga sirve para resguardar los elementos indispensables para las sesiones de actividad física. Estas instalaciones permiten desarrollar entrenamientos adaptados para todas las edades y niveles en las zonas verde del municipio. Una propuesta que ya es una realidad en Rivas, todos los partidos han apoyado la creación de este servicio y, si cumplen su palabra, se debería de poner en marcha en los próximos meses. 

Este mes acudimos al pleno con una propuesta en esta misma línea; un fenómeno, que es una realidad en nuestros jardines, y que nadie había decidido apoyar, ni escuchar: las celebraciones. Con la vuelta de la vida social después de la pandemia las fiestas familiares empezaron a producirse en los parques, los cumpleaños infantiles se desplazaron a nuestros jardines y muchas familias aprovechaban las zonas verdes  para juntarse y festejar.  

Se trata de un fenómeno ignorado sobre el que los partidos tradicionales y los centrados en polarizar prefieren no poner su mirada. Pero nosotros somos distintos. Queremos que estos parques, los nuestros, se doten adecuadamente con zonas de descanso, sombra, aseos… para que estas reuniones se celebren de una forma cómoda y tranquila. 

Se trata de organizar y poner medios a este nuevo servicio que requieren nuestros vecinos, salvaguardando el descanso de los que viven cerca de las zonas recreativas, pero también permitiendo a Rivas y a sus vecinos dar un salto cualitativo en la oferta de servicios municipales. 

Queremos unos ripenses orgullosos de su ciudad y de su Ayuntamiento. Nosotros siempre estaremos para escucharos. 

Jorge Badorrey