El proceso de implantación del cubo marrón, el de la materia orgánica, conlleva encuentros con mancomunidades.

La buena acogida que ha tenido entre la ciudadanía ripense la implantación del quinto contenedor para la recogida de los residuos orgánicos avala la futura ampliación del proyecto a los barrios de Covibar y de La Fortuna el próximo 21 de abril. Antes de esta ampliación del servicio, la empresa pública Rivamadrid ha realizado distintas encuestas entre los centros educativos y los comercios adscritos ya al proyecto piloto del quinto contenedor, implantado en otras zonas de Rivas.

Las encuestas se han realizado con el ánimo de valorar su participación en el mismo, detectar necesidades o resolver los posibles problemas que puedan surgir en su uso. Se busca, así, detectar los puntos en que se pueda mejorar el servicio. Los resultados de las encuestas han dibujado un escenario optimista en el que un 75 por ciento de las personas consultadas se han mostrado “satisfechas” con la implantación del quinto contenedor y un 6%, “muy satisfechas”.

REUNIONES CON MANCOMUNIDADES
Antes de abordar la ampliación del servicio en los barrios de Covibar y de La Fortuna, Rivamadrid está celebrando reuniones informativas con las mancomunidades de la zona para avanzar, después, con reuniones con las comunidades de vecinos. Estás se ampliarán a los barrios de La Luna y del Cristo de Rivas, donde ya funciona el proyecto piloto.

En este caso, se trata de reimpulsar la iniciativa, resolviendo las dudas de las personas usuarias e incentivando así la participación vecinal. Además, está previsto que se instalen mesas informativas, que se celebren talleres, pasacalles y yincanas, con el objetivo de sensibilizar a la población de la importancia de separar la fracción orgánica.

Desde Rivamadrid han animado a la ciudadanía que ya está incluida en el área de implantación de este proyecto piloto a inscribirse en el mismo, para recibir el ‘kit’ de bienvenida y para su incorporación al sistema por puntos, que serán canjeables por paquetes de bolsas compostables y otros regalos.

Foto adjunta: Familias que participan en el proyecto piloto del quinto contenedor.