El pleno de Rivas ha aprobado hoy una moción de los grupos de izquierda en la que se insta a la Comunidad de Madrid a cumplir con su obligación y a abordar con el Ayuntamiento el proyecto de construcción del cuarto centro de salud del municipio, para el que cuentan con una parcela de 7.000 metros cuadrados que fue cedida a la Consejería de Sanidad en 2018.

La vicealcaldesa y portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Rivas, Mónica Carazo, ha recordado durante la sesión que si el centro de salud no se construye es por una decisión del Gobierno regional del PP, que cuenta con el respaldo del PP de Rivas.

Ya en el pleno municipal de febrero en una moción del PSOE se exigió, entre otros puntos, la construcción del cuarto centro de salud, que salió aprobada con el voto en contra del PP, de la portavoz de VOX y del concejal no adscrito, D. Antonio Sanz.

Tras la reunión que el Gobierno municipal celebró en febrero con el consejero Ruiz Escudero para abordar la construcción del centro, Sanidad ha vuelto a dar largas al consistorio, a pesar de que el Ayuntamiento de Rivas está dispuesto a adelantar los trabajos y los recursos económicos necesarios para esta instalación, tan necesaria en el barrio de La Luna, en el que viven ya 15.000 vecinos y vecinas.

“El cuarto centro de salud de Rivas no es ningún capricho ni un caballo de batalla, es una necesidad”, ha subrayado Carazo, incidiendo en la necesidad de que ese centro de salud esté acompañado de un centro de especialidades y de un centro de urgencias extrahospitalarias.

Hace ya dos años que la Comunidad de Madrid cerró el único servicio de urgencias de atención primaria de Rivas, el SUAP de La Paz, lo que está provocando el colapso de las urgencias del Hospital del Sureste, al que tienen que dirigirse los 100.000 vecinos y vecinas de Rivas.

Mónica Carazo portavoz del Psoe de Rivas