Buscar

El Pleno de Rivas le pide a Ayuso infraestructuras pendientes

Marisa Pérez (PSOE) en el Pleno de marzo de 2024.

Residencias y escuelas centran un debate que Vox quiso llevar al negacionismo climático con su oposición a las ZBE

Tras el tradicional minuto de silencio, las fuerzas políticas aprobaron unánimemente una declaración institucional. La propuesta iniciada por el Partido Popular (PP) busca que Rivas impulse una «Red Rivas Sin Gluten» con establecimientos hosteleros adheridos. A continuación, las mociones de las izquierdas motivaron el debate del Pleno. En el texto, se pide a Ayuso infraestructuras pendientes en Rivas.

La izquierda pide a la Comunidad de Madrid de Ayuso las infraestructuras educativas pendientes

Charo Sandoval, concejala de Educación, explicó que «la Comunidad de Madrid tiene una deuda histórica con Rivas». Demandó «certezas» en torno a los plazos en los que se tendrán las infraestructuras educativas que se necesitan. Sin cocina, biblioteca, gimnasio y con un patio reducido es la situación del Mercedes Vera, que sigue «a medio construir».

La edil ha recordado el esfuerzo del Ayuntamiento en rehabilitar el patio o en amueblar el colegio (al dejar la Comunidad los muebles sin montar). «La formación profesional es otra demanda histórica», recordó. «Cada vez más jóvenes quieren estudiar y no tienen oferta», señaló la concejal de IU-VQ-MM (proponentes de la moción).

VOX comparte el fondo pero no las formas de la moción presentada en el Pleno de Rivas

La edil no adscrita, María de los Ángeles Guardiola, ironizó sobre la falta de «certezas y plazos» en la construcción de la M-50. La ex-edil de Vox defendió la educación concertada y deseó «a los creyentes» una Semana Santa «de reconciliación con su religión» (católica, por supuesto). «Ustedes se cansan de instar a la Comunidad de Madrid, pero no hacen lo propio con competencias municipales», denunció.

A continuación, Eliana Palacios (Vox) se preguntó si «quieren dinamitar cualquier tipo de acuerdo con la Comunidad», en referencia al tono de la defensa de la moción. «Hasta con el nombre hacen ruido llamando Mercedes Vera al colegio Hispanidad», denunció Palacios. La edil de ultraderecha dijo no compartir el «mucho ruido y pocas nueces» de lo que calificó como «política de la pancarta».

Carazo (PSOE) critica la falta de planificación de la Comunidad

«Los centros son competencia de la Comunidad de Madrid», explicó Mónica Carazo, quien les afea no haber planificado las necesidades, generando una «emergencia educativa» que sufre el alumnado y sus familias. La edil socialista defendió la libertad de elección de centro, siempre y cuando haya recursos suficientes para la educación pública (que considera la única garantista). «Desde el 2019 que se anunció, no se ha concluido el CEIPSO La Luna», recordó la vicealcaldesa, recordando también la falta de infraestructuras del Mercedes Vera.

«La propia Comunidad reconoce que se tiene que construir el IES Margarita Salas», pero «volverán a llegar tarde si no empiezan ya», advierte Carazo para evitar volver a ver a alumnado en barracones. «Tenemos que alzar la voz, apoyar la moción y que más pronto que tarde tengamos una educación pública de calidad para todos y todas», defendió la concejala socialista.

Un duro Jesús Martínez Caballero (PP) califica al Gobierno de «vago»

Jesús Martínez Caballero (PP) denunció que los grupos de gobierno habrían reducido el tiempo de debate del Pleno porque, según él, «así acabamos antes». De este modo, han «recortado el turno de réplica y el tiempo de debate», dijo el edil popular. Caballero (PP) ha acusado de «perezosos» a los concejales de la bancada izquierda, acusándoles de que «no vaya a ser que les pille la hora del vermú trabajando».

El edil popular calificó de «propaganda ideológica» y «victimismo fake» que la Comunidad no invierta en Rivas, recordando las cuantías de las inversiones en curso. «Son 2.000 nuevas plazas para los niños de Rivas», ha afirmado. «Entiendo que el nombre Hispanidad les cauce escozor, pero el resto de nombres son invenciones suyas», criticó al Gobierno local por elegir mediante consulta a la comunidad educativa el nombre de Mercedes Vera, cuando la denominación de los centros no estaría entre las competencias municipales.

Sandoval (MM) enfatiza la importancia de la educación pública

La concejala de Educación, Infancia y Juventud se ha reafirmado en que van a defender los nombres de los colegios elegidos por la ciudadanía, en referencia al Mercedes Vera, recordando que el Consejero de Educación autonómico se comprometió a respetar el nombre. «Ha usado la mitad de su tiempo hablando de temas ajenos a la moción, porque no tiene nada que aportar», replicó al concejal de los populares.

El Pleno de Rivas le pide a Ayuso infraestructuras pendientes

La alcaldesa, Aída Castillejo, ha leído el Reglamento de Organización Municipal (ROM) para explicar que la reordenación de los tiempos cumple lo establecido y se aprobó por voto ponderado. La moción presentada por el grupo municipal IU-VQ-MM y que contaba con el apoyo del PSOE fue aprobada por 14 votos a favor y 8 en contra, con 2 abstenciones de la edil de Vox y la edil no adscrita.

El PSOE pide más residencias públicas de mayores

Marisa Pérez (PSOE) presentó la moción socialista, a la que se ha sumado IU-VQ-MM, en la que se reclaman mejoras en las residencias de mayores. «Con los cuidados de las personas mayores no se juega, hace falta construir más residencia públicas», defendió Pérez (PSOE). También recordó que se ha producido «más de un 8%» de aumento en la lista de espera de las residencias.

Según la OMS, hay un déficit de 8.000 plazas en la Comunidad de Madrid, explicaba la edil. La concejala ha recordado que Rivas lleva 20 años con una parcela cedida a la Comunidad de Madrid para que se construya una residencia.

La edil no adscrita afeó al grupo socialista que presenten «una moción tipo» como la que el PSOE ha presentado en todos los ayuntamientos, «sin hablar de Rivas». Guardiola afirmó que «los recursos son limitados» y, en vez de defender la construcción inmediata de una residencia, abogó por «dejar de dar dinero a chiringuitos feministas».

«Léaselo, no es la misma moción», explicó Marisa Pérez (PSOE). «Vox, y no sé si usted sigue en Vox, votó a favor de una moción similar en Getafe», le contestó a la edil no adscrita. «Habla de Rivas, ¿o no se ha leído lo de la cesión de suelo del Ayuntamiento?», le recriminó a Guardiola.

Alfaro (IU) defendió una «sociedad de cuidados» que atienda a los mayores

«Frente a la cultura de la muerte, del descarte, del ya no sirves, hay que reforzar las partidas de apoyo a la dependencia y a las infraestructuras de residencias», defendió Eliana Palacios. La edil de Vox criticó los «gastos superfluos» de la Comunidad de Madrid, poniendo las subvenciones a los sindicatos como ejemplo. La ultraderecha, sin embargo, no se sumó al apoyo a la moción, justificando su abstención en que no se aborden temas de competencia local o demandas como la eliminación de las Comunidades Autónomas.

José Luis Alfaro, portavoz de IU-VQ-MM, recordó que «sí es incumbencia del Ayuntamiento preocuparnos por nuestras vecinas». El edil de IU recordó la tendencia al envejecimiento poblacional y defendió otras formas de vivir para las personas mayores que vayan más allá de lo meramente asistencial y busquen la calidad de vida en la vejez. «Es un derecho de ciudadanía recibir esa ayuda para vivir una vida digna», sostuvo Alfaro.

Las viviendas colaborativas como Cohabita Rivas serían un ejemplo de innovación de la «sociedad de cuidados» y de un «envejecimiento activo», explicó Alfaro. El edil de IU ha recordado que el Ayuntamiento se ha ofrecido en varias ocasiones a adelantar el dinero. Para ello, necesitaría una cesión de competencias para acometer necesidades como la construcción de una residencia pública.

El PP saca pecho de la gestión de las residencias

La edil popular, Leticia Panadero, criticó al PSOE que «hagan oposición a la Comunidad en vez de trabajar». Calificó de «ocurrencia» la moción. Además, defendió que la Comunidad de Madrid es la segunda región con más plazas de residencias (sin discriminar entre públicas, privadas u otras modalidades).

Panadero (PP) criticó la «propaganda municipal» y los proyectos de cooperación. Recomendó al gobierno local suprimir eso para dedicar partidas mayores a la atención a las personas mayores. Puso de ejemplo la falta de pistas de petanca en los parques o la lista de espera en los viajes municipales (como uno previsto a Cáceres).

La moción salió apoyada, al igual que la anterior, con el apoyo de los grupos de gobierno.

Hooligans del tubo de escape

Eliana Palacios (Vox) presentó una moción reclamando que se consulte a la ciudadanía sobre las ZBE, que considera contrarias a la «libertad de movimiento» y fruto de «lobbies ecologistas». En su diatriba contra una política surgida de los moderados consensos de la Unión Europea sobre movilidad sostenible, trató de equiparar el derecho a la movilidad al derecho a ir en un coche contaminante, negando que las ZBE tengan cualquier impacto positivo.

Pese a la evidencia científica de que la pacificación del tráfico rodado beneficia al pequeño comercio, intentó presentar a los negocios de Rivas como víctimas de estas medidas. «La calidad del aire de Madrid es buena», sostuvo Palacios ante la expresión incrédula de algún concejal de la bancada contraria.

Guardiola (edil no adscrita) afirmó que «no ha habido ningún pico de emergencia de emisiones» en Rivas. La edil acusó al Gobierno de «subir las emisiones» y aprobar las ZBE solo por las ayudas europeas que pudieron pedirse para aplicarlas. «Dejen de hablar de democracia», pidió la edil al Gobierno, criticando las consultas como «Rivas, Párate a Pensar».

La izquierda defiende la salud y la movilidad sostenible

Alberto Cabeza (PSOE) explicó que «los derechos son condicionados» porque «su libertad termina donde comienza la mía». Afeó a Vox que hable de «libertad» cuando la ideología de ultraderecha ha sido liberticida a lo largo de su historia. Apuntó que el récord de malos datos climáticos debería hacernos abordar este tipo de medidas de movilidad sostenible y que, el elevado porcentaje de infancia y juventud en Rivas, es lo que motiva iniciar las ZBE con las zonas escolares de especial protección.

El Pleno de Rivas le pide a Ayuso infraestructuras pendientes.

«Mezcla estudios que no cita con bulos sobre la Agenda 2030», respondió Juan José González Blas en representación del grupo municipal IU-VQ-MM. Recordó que hay 4 ciudades en España entre las más afectadas por el cambio climático, Madrid sería la segunda más afectada en toda la UE.

El edil de Más Madrid explicó que no se impide la circulación. La limitación se reduce a un periodo de tiempo para unos vehículos determinados, para garantizar la seguridad del alumnado. Por eso, dice, las familias les reclaman que se amplíen aún más. «Proteger a la infancia no es ideología, es sentido común», respondió el también concejal de Movilidad.

El Partido Popular critica la arbitrariedad de la ZBE de Rivas

El concejal popular, Francisco Javier Gil Rodríguez, criticó la intención recaudatoria de la medida. Afirma que se ha pasado del «quien contamina paga» a «que paguen todos». Criticó la falta de memorias para justificar la ordenanza que va a hacer que sea «arbitraria», al no diferenciar por distintivos ambientales de los vehículos. «Si siguen así lo único rojo que va a quedar en Rivas en unos años van a ser los semáforos», ha ironizado.

La proponente, Eliana Palacios (Vox), concluyó diciendo que «esto no va de una medida concreta, sino de la libertad de movimiento». Alabó al PP su discurso y elogió que «Vox tiene un discurso único», que no tendría el PP al aplicar Almeida las ZBE en Madrid. La moción fue rechazada con los votos de IU-VQ-MM y PSOE.

El Consejo de Mujeres presenta la moción del 8M

A continuación, Mimi Chamorro (Concejala de Feminismos) explicó la moción del 8M elaborada «en equipo». El Consejo de Mujeres defiende logros como la Ley Trans y la reforma de la Ley del Aborto. También puso en valor el #SeAcabó iniciado por las mujeres de la Selección Española de Fútbol.

La moción hace un recorrido por las sucesivas olas del feminismo. También recuerda los orígenes históricos del 8M. «Del #MeToo al #SeAcabó» es el título de la última ola. Esta cuarta etapa en la que vivimos se caracterizaría por la ruptura del silencio y la impunidad sobre las violencias machistas, gracias a la denuncia en los espacios digitales.

Guardiola (concejal no adscrita) manifestó defender la «igualdad» de la Constitución, obviando la necesidad de cualquier otra reflexión feminista. Después de liarse con los conceptos de «sexo» y «género», acusó a IU de no saber lo que es una mujer.

Palacios (Vox) criticó la forma (no el fondo) de la moción, ya que considera que los Consejos no son democráticos y tienen privilegios a la hora de presentar mociones que los grupos municipales elegidos democráticamente. Cabeza (PSOE) recordó que los Consejos permiten ejercer el derecho a la participación y que quién tiene la última palabra son los concejales del Pleno. Ha criticado al PP que se ausenten de la votación, después de criticar al resto por falta de trabajo en Pleno.

Momento en el que el Grupo Municipal Popular abandonó el Pleno.
Momento en el que el Grupo Municipal Popular abandonó el Pleno.

Mimi Chamorro, edil de IU-VQ-MM, puso en valor la participación de vecinas y activistas en el Consejo de Mujeres y pidió «no faltarles al respeto. La moción salió aprobada con los 14 votos favorables de la izquierda, la ausencia del PP y las dos abstenciones (Vox y concejal no adscrita).

A continuación, decayó la interpelación al gobierno al no encontrarse el grupo que la registró (PP) aún en el Pleno. Los populares explicaron sus razones en una nota de prensa que enviaron a continuación.

Por último, el Gobierno local respondió a los ruegos y preguntas formulados.

¡Difunde la noticia!