Luis Altares asume las competencias en Seguridad y Movilidad y Carmen Rebollo trabajará en la Concejalía de Barrio Este.

Hace días que en ‘los mentideros’ de Rivas, ya corría el rumor de una posible remodelación de algunas de las áreas y competencias en el Gobierno local: la concejala Amaya Gálvez, cuya responsabilidad se circunscribía a la atención y seguimiento del Barrio Oeste, podría ser relevada, como consecuencia de su prologada baja laboral. También la posibilidad de que el alcalde, Pedro del Cura podría efectuar algún otro cambio.

El Gobierno de Rivas reestructura desde este martes parte de sus tareas con el objetivo de prestar mayor cuidado a la atención ciudadana.

De este modo, el concejal Luis Altares suma a Innovación y Modernización las competencias de Seguridad y Movilidad, con el objetivo de centralizar retos de ciudad como la mejora del transporte urbano, por ejemplo con la ampliación del servicio BicinRivas. Así, la concejala Marisa Pérez mantendrá la Concejalía de Bienestar Social para focalizar la atención y dedicación a las personas mayores.

Por otro lado, Carmen Rebollo sustituirá a Amaya Gálvez, que se encuentra de baja, al frente de la Concejalía de Barrio Este.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, ha enviado además instrucciones a los concejales y concejalas del equipo de Gobierno para que fortalezcan el trabajo en la calle. «Es imprescindible que, ahora que parece que lo peor del COVID ha pasado, retomemos el cuerpo a cuerpo con nuestros vecinos y vecinas», ha apuntado Del Cura.