El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy el proyecto de Ley de Mercado Abierto para ser la primera región de España donde las empresas y operadores económicos, de todo el territorio nacional, puedan instalarse sin tener que solicitar permisos o licencias adicionales que ya tengan en sus lugares de origen. El texto se remite ahora a la Asamblea de Madrid para iniciar su tramitación legislativa durante los próximos meses.

De esta forma, y con carácter general, cualquier entidad que ya esté legalmente establecida en otra comunidad autónoma podrá hacerlo libremente en Madrid de forma automática. Este adelanto también se aplica a los productos que se comercialicen en el resto de España y que, por tanto, podrán circular libremente sin necesitar requisitos extra a los que ya soportan.
Con esta medida, el Ejecutivo regional da un paso más en la eliminación de trabas regulatorias. La Ley de Mercado Abierto también recoge el compromiso del Gobierno madrileño para suprimir regulación propia en aquellos casos en los que los requisitos de acceso a la actividad sean mayores que los de otras CCAA. La Ley contribuirá de forma eficaz a la simplificación administrativa.

POTENCIAR EL CRECIMIENTO Y LA COMPETITIVIDAD

Organismos e instituciones de referencia internacional como la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional -FMI-, así como la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) o el Banco de España llevan años alertando sobre los efectos perversos de la fragmentación del mercado nacional y recomendando la necesidad urgente de garantizar su unidad para potenciar el crecimiento del PIB y la competitividad de las empresas.