Tras ser analizado, el abono obtenido en las composteras vecinales de calle recibe la calificación oficial más alta.