Los alumnos del CEIP Miguel Delibes de Campo Real arrancan, este martes, el curso escolar con mejoras en las instalaciones del centro. A la próxima inauguración de la ampliación del complejo educativo, se le suman diversos arreglos, entre ellos la pintura exterior de todo el edificio principal y la remodelación de la pista multideportiva, a los que el Ayuntamiento ha destinado cerca de 32.000 euros y que se suman al refuerzo de limpieza de los centros escolares y a la adquisición de medidores de CO2.

Unos trabajos de mejora que el alcalde, Felipe Moreno, y la concejal de Educación, Mercedes Alcaraz, han visitado en el comienzo del curso. En el edificio principal se ha saneado toda la superficie de la fachada afectada por grietas y humedades para posteriormente aplicar una capa de fijación y pintar todo el exterior del inmueble. “Desde hace más de una década no se pintaba la fachada del colegio.

Además, se han arreglado las humedades que habían aparecido en la zona de Infantil del centro, cambiándose los rodapiés y pintando los zócalos. Mejoras a las que se suman los arreglos en el cuarto de calderas y el suplementado de las barandillas de todas las escaleras del colegio para aumentar la seguridad de los pequeños y adaptarlas a la normativa vigente.

Obras de mejora que también han llegado a la pista deportiva del patio escolar, en la que el Consistorio ha invertido 14.250 euros en lijar el pavimento exterior, que presentaba un estado muy deteriorado, para sustituirlo por uno nuevo totalmente liso y que evite las caídas de los pequeños.

Medidas frente al covid-19

El Ayuntamiento de Campo Real continúa implementando medidas para hacer frente a la propagación del virus en los centros educativos. Por ello, y por segundo curso consecutivo, se reforzará en un 50% el horario de limpieza en la Casita de Niños ‘Luna Lunera’ y en el CEIP ‘Miguel Delibes’, ambos dependientes del Consistorio. Un refuerzo que supondrá un coste extra aproximado de 20.000 euros para las arcas municipales.

También, el Ayuntamiento ha adquirido 50 medidores de CO2 para que en todas las aulas de la Casita, el Colegio y el SIES ‘La Poveda’ de Campo Real se pueda comprobar la calidad del aire en cualquier momento. La inversión, que ha alcanzado los 3.200 euros, no sólo minimizará el riesgo de contagio en los centros, sino que evitará la sobre ventilación y las bajas temperaturas en las aulas.

 

También te puede interesar