Buscar

Colectivos ecologistas se oponen a la ampliación de Barajas

Colectivos ecologistas se oponen a la ampliación de Barajas

La oposición se argumenta por sus altas emisiones de CO2 y su afección negativa a los espacios naturales y las poblaciones madrileñas.

Las organizaciones Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono (ARBA), Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, Grupo de Acción para el Medio Ambiente (GRAMA), Jarama Vivo y Liberum Natura han acogido «con preocupación» el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sobre el aumento de la capacidad operativa del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, muy por encima de la contemplada en 2021.  

Mayor emisión de  gases de efecto invernadero y contaminantes atmosféricos

Los colectivos ecologistas denuncian que el anuncio de esta nueva ampliación eleva la cifra de pasajeros a los 90 millones en 2031.

Según el estudio publicado por Ecologistas en Acción el pasado mes de julio y, en un escenario máximo de 80 millones de pasajeros, los resultados obtenidos indican que las emisiones de CO2 aumentarían entre un 20% y un 34% respecto de 2019, los óxidos de nitrógeno entre un 20% y un 30% y las partículas (PM) entre un 22% y un 30%.

Otro informe realizado por el Open Data Institute, el Consejo Internacional de Transporte Limpio y la Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente, en 2021, pone de manifiesto que Barajas es el quinto aeropuerto con mayores emisiones de dióxido de carbono de Europa y uno de los diez responsables del 42% de las emisiones de dióxido de carbono de los pasajeros de la región.

«Vivimos en los años decisivos de la crisis climática», denuncian estos colectivos. «Equivocarse en las prioridades, ahora, tiene un coste que no podemos pagar», continúan.

Afección a las poblaciones y al medio natural

El incremento de las operaciones, supondrá también aumento del ruido. El ruido se manifiesta especialmente en las rutas de despegue y aproximación, sobre los ejes de los ríos Jarama, Henares, Guadalix y Manzanares coincidiendo, todos ellos, con espacios Red Natura 2000. Los municipios más afectados son Coslada, San Fernando de Henares, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes, Algete y hacia el sur Torrejón de Ardoz, Mejorada del Campo, Velilla de San Antonio, Loeches. Las partículas ultrafinas, el hollín y los enormes niveles de ruido emitidos por los motores de las aeronaves representan la causa de patologías de tipo cardiovascular, discapacidades auditivas, alteraciones del sueño o deterioros del rendimiento cognitivo.

La ampliación de la capacidad operativa, del aeropuerto ampliará esta afección al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y al valle del Tajuña,  una zona rural de alto valor natural para la que que los colectivos ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, GRAMA, Jarama Vivo y Liberum Natura, llevan años reclamando su protección

La «pantomima» del balance neutro de emisiones y el impacto al río Jarama

El proyecto de ampliación del sistema aeroportuario de Barajas, en 2001, ya afectó al río Jarama, denuncian los colectivos ecologistas. Destruyó 3 kilómetros de su cauce, que tuvo que ser desviado y encauzado, a pesar de ser espacio protegido Red Natura 2000.

Ahora, el presidente del Gobierno, «para maquillar la insostenibilidad de la nueva propuesta» según indican, ha anunciado que contará con la mayor planta fotovoltaica anexa a un aeropuerto para reducir la huella de carbono. Los colectivos ecologistas definen este anuncio de «pantomima» dado que la planta, señalan, ya está construida. Su construcción, además, se inició sin tener declaración de impacto ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid e invade la llanura de inundación del río Jarama.

Ante esta situación colectivos ARBA, la Asociación Ecologista del Jarama “El Soto”, Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid, GRAMA, Jarama Vivo y Liberum Natura, piden:

  • Paralizar la ampliación del aeropuerto de Barajas.
  • Establecer límite de emisiones para la aviación en España.
  • Eliminar vuelos cortos con alternativa en tren.
  • Medidas fiscales sobre aerolíneas y billetes para desincentivar vuelos.
¡Difunde la noticia!