El último punto del Pleno Municipal celebrado hoy ha tratado sobre una moción presentada por el partido Vox “Moción del Grupo Municipal Mixto (VOX) instando al Ayuntamiento de Rivas para que aclare el alcance, autorización, contenido y continuidad de charlas o cursos sobre “Violencia de Género” que se están impartiendo en horario lectivo a los alumnos de los institutos de Secundaria”.

Portavoces de los grupos municipales representantes no solo de partidos de izquierdas sino todos los del Pleno Municipal, han calificado como ‘detestable’, ‘repulsiva’, ‘indignante’…, entre otros muchos calificativos, la moción presentada por M.Ángeles Guardiola del partido Vox.

Una vez presentada la moción por la portavoz de Vox, el resto de las y los portavoces de los grupos han ido tomando la palabra, desaprobando y rechazando la moción y los planteamientos ‘retrógrados’ que en ella se expresan y que ha ido exponiendo la proponente.

Los primeros en reaccionar han sido los dos concejales del Partido popular, Janette Novo y Francisco Gallardo, que se han levantado y abandonado la sesión del Pleno (telemática por causas del Covid). Inmediatamente han hecho llegar una nota a los medios planteando que ‘es por medio de la educación como se combate la violencia de género y no están dispuestos a cuestionar la necesaria lucha contra esta lacra social”.

La concejala Vanessa Millán, de Podemos, ha exigido respeto para la monologuista Pamela Palenciano, que ha actuado en varias ocasiones en nuestra ciudad y a la que Guardiola se ha dirigido despectivamente.

El concejal n/adscrito, Bernardo González ha dicho “haber tenido que cerrar la puerta de la sala (en su casa) desde donde estaba participando en el Pleno, para que sus hijos no escucharan lo que la concejala Guardiola estaba diciendo”.

El portavoz de Ciudadanos, Luis Más ha dicho que “nos habíamos planteado no intervenir en el debate para no dar cobertura a una moción tan detestable como esta. Pero se lo debemos a las 48 mujeres asesinadas este año por las violencias machistas”.

Alberto Cabeza, concejal del PSOE ha comentado que “la intolerancia es lo que duele. Ustedes lo que pretenden es implantar el ‘pin parental’ para segregar y discriminar a las y los escolares”. “El artículo 27 de la Constitución garantiza que los padres puedan matricular a sus hijos en el colegio que quieran, pero no que tengan que recibir una ‘educación a la carta’ según su ideología”.

La concejala de Feminismos e Igualdad, Yasmin Manji, ha contestado a la portavoz proponente “me indigna leer el contenido de la moción y me indigna más todavía escucharla en la voz de su proponente. Pero también me agrada comprobar que el rechazo y las argumentaciones contrarias de todas/os los portavoces de esta cámara”. “Y quiero defender la labor de Pamela Valenciano que pone su propio cuerpo y su propia experiencia para seguir educando en igualdad y libertad”.

La concejala Guardiola ante tan abrumadora argumentación de condena y de rechazo, ha intentado justificarse diciendo que su única pretensión trata de que los padres reciban toda la información posible referida a las actividades a las que acuden los niños y niñas. A esto la concejala de Feminismos e Igualdad la ha aclarado que todas estas actividades están supervisadas por el ayuntamiento, la dirección de los centros educativos y la inspección general educativa.

La moción solo ha obtenido el voto favorable de la proponente, el resto de los ediles han votado en contra.

 

También te puede interesar